Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

DURANTE SU REUNIÓN EN LA MONCLOA

Torra, a Sánchez, sobre recurrir al TC la moción del 9N: "Empezamos mal presidente"

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha desvelado que durante la reunión que mantuvo el lunes en La Moncloa con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le reprochó haber recurrido al Tribunal Constitucional (TC) la moción a través de la que el Parlament se reafirmó en los objetivos políticos de la resolución independentista del 9 de noviembre de 2015: "Empezamos mal presidente".

Europa Press | Madrid | Actualizado el 17/07/2018 a las 03:14 horas

Pedro Sánchez y Quim Torra

Pedro Sánchez y Quim Torra / EFE

En una entrevista este martes en una radio local recogida por Europa Press, ha desvelado que Sánchez le respondió que estaba "obligado a hacerlo porque estaba fuera de la legalidad" y él le replicó que se reafirmaba en los objetivos políticos de la resolución y que, si buscaban una solución política al conflicto entre Cataluña y el resto de España, no tenía sentido volver al TC.

Preguntado por si Sánchez le transmitió su voluntad de retirar ese recurso, ha dicho que no llegaron a abordar ese extremo y que estará pendiente de los próximos pasos del Gobierno: "Yo no descarto nada. Se habló de muchas cosas, como retirar los recursos de las leyes sociales, derogar la ley mordaza, derogar todas las sentencias del franquismo, como la del presidente Companys. A ver cuándo pasa".

Para el presidente catalán la clave del encuentro fue el acuerdo entre posturas distintas sobre que hay "un conflicto político que necesita una solución política", que no judicial, aunque reconoce que sobre los temas de la autodeterminación catalana y de los dirigentes políticos encarcelados esas posiciones están muy alejadas.

Sánchez le transmitió que él no consideraba que en España hubiera presos políticos y Torra le planteó la diferencia entre los dirigentes encarcelados en España y los que se habían marchado al extranjero que estaban en libertad: "Él entendía la situación grave en la que nos movemos, pero dijo que una cosa es la vía judicial y que otra es la política con la que se puede hacer muchas cosas con la ola de represión vertida en Cataluña".

Pasos con los presos

Torra emplazó a Sánchez a abordar esos asuntos en los próximos días y, aunque ha insistido en que no está dispuesto a negociar con unos presos que considera que deberían estar en libertad, ha recordado a algunos actores con papel judicial que están bajo la tutela del Gobierno.

"Está la abogacía del Estado, Fiscalía, Delegación del Gobierno, Tribunal de Cuentas... Hay muchos entes que tienen una incidencia en la libertad de la gente", ha sugerido Torra, que ha dicho esperar a ver cuáles son los movimientos del Gobierno en las próximas semanas para determinar si su voluntad es de transformar la situación de forma real.

"Cambio de cliclo"

Ha insistido en que no negociaron ningún paso concreto, pero Torra entiende que, si están dispuestos a dar respuesta política al conflicto entre Cataluña y el resto de España, dar esos pasos es "su responsabilidad, para ver si hay en un cambio de ciclo, de intención, que va más allá de las palabras".

Si bien abordaron el asunto de los presos y otras cuestiones de urgencia para Cataluña, Torra dejó claro que esos asuntos debían dirimirse en comisiones bilaterales entre ministros y consellers, y durante "el 90% de la reunión" hablaron del derecho a la autodeterminación.

Determinación de Torra

"Le dije que ninguna solución es posible si no pasa por el derecho a la autodeterminación de los catalanes", ha incidido y ha subrayado que su determinación quedó patente cuando le explicó a Sánchez que tiene 55 años, que sus hijos son mayores y que no tiene nada que perder.

"Le expresé quién soy, qué pienso y qué estoy dispuesto a hacer", ha recalcado, y ha desvelado que le trasladó el calendario que tenía en mente, que pasa por la celebración de la Diada del 11 de septiembre, la celebración del primer aniversario del 1-O, y la celebración de las elecciones municipales, sin descartar una adelanto de las elecciones catalanas.

Ha razonado que, si Sánchez quiere dar una solución política, a él no se le ocurre otra fórmula que los catalanes voten, y, como valora positivamente el encuentro y la apertura del diálogo, ha dicho mantener la esperanza en que la votación se concrete "en los próximos meses".

Sánchez le reconoció que la autodeterminación de Cataluña no es su vía, y que no podría dar apoyo a "cualquier solución fuera de la Constitución", y cuando Torra le pregunto entonces por la solución que él proponía, el presidente del Gobierno le emplazó a reunirse más adelante para abordarlo.