PANDORA PAPERS

‘Sky’, el yate que Luis Miguel ocultó mediante una empresa opaca en las Islas Vírgenes Británicas

Los Pandora Papers revelan que el cantante puertorriqueño utilizó una empresa en el paraíso fiscal para registrar su famosa embarcación.

ondacero.es

Madrid | 05.10.2021 14:54

Luis Miguel en uno de sus conciertos
Luis Miguel en uno de sus conciertos | Gtres

En junio de 2020 Luis Miguel acaparó las portadas de los medios tras la venta de 'Sky', el icónico yate que vendió por casi tres millones de dólares después de saltar a la fama por haber acogido grandes fiestas, reuniones, alguna cita amorosa del cantante e incluso por haberse convertirse en su refugio durante la pandemia.

La venta del yate permitió conocer parte del interior del mismo, estancias hasta la fecha desconocidas que suscitaban gran interés por el trajín de celebridades que por allí habían pasado. Ahora, y gracias a la publicación de los Papeles de Pandora -la mayor filtración histórica de documentos sobre los entresijos financieros de grandes personalidades mundiales- conocemos más datos: el cantante puertorriqueño utilizó una empresa opaca en Islas Vírgenes Británicas para esconder su barco.

Una empresa opaca

'Sky' es un yate de diseño italiano que posee cuatro camarotes con capacidad para ocho pasajeros, 25 metros de eslora, lujo y comodidad. Tanta opulencia no podía resultar barata, motivo por el que, a mediados de 2013, Luis Miguel optó por comprar la embarcación mediante una sociedad opaca de las Islas Vírgenes Británicas a la que recurrió en una operación donde, tanto su hermano Alejandro Gallego Basteri como quien fuera su asistente y mano derecha Joe Madera fueron cruciales.

Ayudados por el despacho Trident de las Islas Vírgenes Británicas, los hermanos Gallego Basteri fundaron Skyfall Marine Limited, una compañía donde, de acuerdo a un certificado de acciones datado del 13 de junio de 2013, Luis Miguel figura como el único propietario de la compañía y su hermano Alejandro Gallego comoe el secretario y director de la empresa.

Así lo ha anunciado La Sexta basándose en la documentación a la que han tenido acceso por haber participado en la mayor investigación periodística de la historia que, coordinada por el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ, en inglés), ha culminado con la filtración de los Papeles de Pandora. Concretamente, el caso de Luis Miguel ha sido investigado por los Proceso y Univisión, dos grandes medios de comunicación mexicanos.

Los Papeles de Pandora revelan que Madera se encargó de las gestiones burocráticas relativas a la inscripción de la sociedad comercial arguyendo para su constitución que "el saldo promedio de sus cuentas en el último año se ha mantenido en las seis cifras", según aparece en una carta de referencia que la filial en Estados Unidos del banco HSBC le otorgó afirmando que durante dieciséis años el cantante había sido su cliente. Asimismo, la mano derecha de Luis Miguel explica que el objetivo de constituir dicha empresa reside en la adquisición del mencionado yate y que el dinero proviene de la fortuna del artista.

Crear una empresa offshore para registrar un bien como un yate es una frecuente maniobra financiera que permite a las personas con grandes ingreso ocultar al público (y a algunos fiscos) el nombre del verdadero dueño del objeto en cuestión. Por ejemplo, en los partes marítimos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP) existen registros del paso del 'Sky' por aguas estadounidenses, pero no hay rastro del nombre de Luis Miguel Gallego Basteri, sino de Skyfall Marine, el dueño legal de la embarcación.

Luis Miguel en apuros

Los Papeles de Pandora también evidencian los problemas económicos del cantante. De acuerdo a una serie de correos electrónicos intercambiados a mediados de 2018 entre Madera y los agentes de Trident, Skyfall Marine no cubrió sus cuotas anuales de 2016 y 2017 ante las autoridades de Islas Vírgenes Británicas. Entonces Madera tuvo que pagar casi 7.000 dólares para poder restablecer la compañía y renovar el registro de la embarcación, a los que se sumó una multa de 5.000 dólares por no completar el registro de directores de la compañía.

Finalmente, y según consta en el registro de Islas Vírgenes Británicas, en noviembre de 2020 Skyfall Marine fue disuelta ya sin activos.

Por el momento, ni Luis Miguel ni su hermano se han pronunciado al respecto.