Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

en el aeropuerto se han vivido momentos de caos

Colas de hasta hora y media en El Prat por la huelga de los vigilantes

El Aeropuerto de Barcelona-El Prat ha vivido este viernes una mañana de caos, con colas de hasta hora y media en los accesos de seguridad, debido a la primera de las huelgas parciales que han llevado a cabo los vigilantes de la empresa Eulen, encargada de este servicio.

EFE | Madrid
| 04/08/2017
Colas en el control de pasaportes en El Prat

Colas en el control de pasaportes en El Prat / EFE | Archivo

Las aglomeraciones de pasajeros han sido una constante durante toda la mañana del viernes, tanto en la T1, donde el tiempo máximo de espera se ha situado en una hora, como en la T2, donde los viajeros han tenido que hacer más de hora y media de cola para pasar los filtros de seguridad. Los trabajadores de Eulen, que reclaman una mejora de las condiciones laborales y un refuerzo de la plantilla, han hecho paros de una hora a las 05:30, 10:30, 16:30 y 18:30 horas.

Las mayores complicaciones se han producido entre las 05:00 y las 12:00 horas, mientras que por la tarde se ha vivido una situación de relativa normalidad, con un tiempo de espera de unos veinte minutos en la T1 y de diez minutos en la T2. En plena huelga, la dirección y los trabajadores de Eulen han intensificado sus contactos para intentar buscar una salida al conflicto, primero a instancias de Aena y luego del departamento de Trabajo.

Por la mañana, las dos partes se han reunido en el aeropuerto barcelonés con responsables de Aena y el encuentro ha servido para que acercaran posiciones, según han explicado fuentes conocedoras del mismo. Después, todos ellos se han trasladado hasta el departamento de Trabajo, donde a estas horas tiene lugar una nueva reunión de mediación en la que por primera vez participa la dirección del gestor aeroportuario.

En un receso de esta reunión, el abogado del comité, Leopoldo García, ha explicado que "se ha avanzado un poco", pero ha advertido que es difícil llegar en un espacio tan corto de tiempo a acuerdos que permitan la desconvocatoria de la huelga. García también ha destacado que "la huelga ha empezado este viernes" y que los colapsos y largas colas en el Aeropuerto de Barcelona de los días anteriores se debieron "al incremento importante del tráfico y la dimensión escasa de la plantilla" y no a una huelga de celo, como apuntó la compañía.

El abogado también ha recordado que "la huelga no es un deporte, sino una penitencia dentro de la situación económica familiar de los trabajadores", que y por eso intentarán que los paros tengan "un fin que satisfaga los mínimos que exigen los trabajadores". De no haber hoy acuerdo, estos paros parciales se repetirán los días 6, 7, 11 y 13 de agosto, mientras que a partir del día 14 los trabajadores de Eulen tienen previsto intensificar su protesta e iniciar una huelga indefinida de 24 horas.

Quienes han puesto este viernes fin a sus movilizaciones son los trabajadores de Adelte, la compañía que gestiona el servicio de carros portaequipajes de El Prat, que han desconvocado la huelga tras llegar a un acuerdo con la empresa. En este caso, la plantilla del servicio, formada por 70 trabajadores, tenía previsto parar cuatro horas por turno del 28 al 31 de julio, del 1 al 4 y del 12 al 15 de agosto y del 1 al 4 de diciembre.