Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Lo reclama el jefe regional de operaciones de la Jefatura Superior de Policía de la Comunidad Valenciana

El sindicato policial denuncia que se inste a agentes a hablar valenciano

El sindicato Unión Federal de Policía ha denunciado públicamente el exceso que, a su juicio, supone el hecho de que el jefe regional de operaciones de la Jefatura Superior de Policía de la Comunidad Valenciana reclame a los agentes que, "en la medida de lo posible", cada turno cuente, al menos, con un funcionario que pueda atender en valenciano.

EFE
 |  Madrid | 16/02/2020
Coches de la Policía Local de València

Coches de la Policía Local de València / Onda Cero

En un comunicado, este sindicato hace referencia a una circular interna remitida por el citado mando policial, dirigida a los servicios que prestan atención directa a los ciudadanos en dependencias policiales, entre ellos los del 091 y las oficinas de Documentación.

En dicha circular, se indica a los policías que "se procurará en la medida de lo posible que cada turno cuente con un funcionario que pueda atender en idioma valenciano, y en caso de no tener esa disponibilidad en el momento concreto, se arbitrarán otras soluciones".

Entre estas posibles soluciones, se apunta la posibilidad de "requerir la presencia de un policía de otros servicio o emplazar cortésmente al ciudadano para que comparezca en el plazo más breve posible en el que se cuente con esa posibilidad".

En consecuencia, el sindicato UFP recuerda que "la Constitución Española, en su artículo 3.1, establece que el castellano es la lengua oficial del Estado", que "todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla" y que "a ningún policía se le exige conocer un idioma distinto al suyo para ingresar en la Policía o para terminar destinado en cierta Comunidad Autónoma, y menos para atender a un ciudadano que habla su mismo idioma".

"En definitiva, lo que se pretende con esta orden es desatender otros servicios policiales para que un policía pueda atender a un ciudadano que acude a nuestras dependencias y que puede entenderse con todos los policías que en ese momento trabajan en castellano", lamenta Víctor Manuel Duque, secretario general de UFP.

A su juicio, "este hecho no obedece más que al desconocimiento más absoluto de las normas, al desprecio de los policías, al derroche de los escasos recursos con los que cuenta la institución, al abandono de otros servicios y, en definitiva, al complejo de algún responsable policial, como el firmante de esta orden, en contentar a ciertos sectores de la política autonómica, con una visión miope de lo que es y representa el servicio policial".

Este mismo sindicato recuerda que el sector turístico aporta casi un 15 % del producto interior bruto (PIB) nacional y que "a ningún policía se le obliga a conocer ninguno de los idiomas de los turistas que nos visitan".

Por ello, el sindicato exige a los responsables policiales de la Comunidad Valenciana que dejen sin efecto esa orden y se den instrucciones para que "algún responsable policial deje de hacer el ridículo y no pierda el referente de servicio público que tiene la Policía Nacional".