Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

SEGUNDA SEMANA

Romeva se suma a la tesis de Junqueras: "Soy un preso político"

Ha comenzado en El Tribunal Supremo la segunda semana del juicio del procés con el turno del exconseller de Presidencia Jordi Turull, quien ha admitido en el juicio al procés que desobedeció al Tribunal Constitucional, pero justifica que trató de obedecer al TSJ de Cataluña y ponderar sus instrucciones con el encargo democrático de la ciudadanía, el referéndum. Por otra parte, ya se conoce que Mariano Rajoy, expresidente del Gobierno, comparecerá el 26 de febrero como testigo. Por su parte, Raúl Romeva ha afirmado durante su declaración que "es un juicio político". "Me considero un preso político".

ondacero.es | EFE | Madrid
| 19/02/2019

Después de que la Sala oyese la semana pasada a Oriol Junqueras y al exconseller de Interior Joaquim Forn, Turull ha sido el siguiente en declarar en la cuarta jornada del juicio.

Jordi Turull ha admitido tras muchas preguntas, que desobedeció al Tribunal Constitucional, pero justifica que trató de obedecer al TSJ de Cataluña y ponderar sus instrucciones con el encargo democrático de la ciudadanía, el referéndum. Pese a esa desobediencia, se considera una víctima política y que está en la cárcel por un auto del constitucional que “no merece reproche penal”.

Durante su declaración, el Presidente de la sala ha pedido que deje a un lado los juicios de valor y que se limite a responder a las preguntas del fiscal. Turull y cualquier imputado que declare, tiene derecho a hablar sin que el fiscal le interrumpa, pero no puede aprovechar para emitir juicios de valor sobre la acusación. El Presidente del Tribunal, Manuel Marchena, ha zanjado un alegato de Turull diciendo que "los ciudadanos no son ovejas, el sentimiento independentista va de abajo a arriba y los partidos recogen ese sentimiento y le dan una salida democrática".

El exconseller ha reconocido que es miembro de Òmnium, y ha desmentido que se apostara por la vía unilateral y que se persiguiera la conflictividad. También ha eludido contestar si conocía las resoluciones del Tribunal Constitucional sobre el referéndum y dice que solo fue advertido una vez.

A diferencia del exvicepresident, Turull sí ha contestado a todas las partes, incluida la Fiscalía, con excepción de la acusación popular que ejerce Vox. El que fuera uno de los hombres fuertes del Govern de Puigdemont, en prisión preventiva desde el pasado mes de marzo, se enfrenta a una petición fiscal de 16 años de cárcel por rebelión agravada con malversación, mientras que la Abogacía del Estado rebaja el delito a sedición y malversación, y solicita 11 años y medio de cárcel.

El pasado 22 de marzo, un día antes de regresar a prisión por orden del juez Pablo Llarena, el exconseller de Puigdemont se sometió sin éxito a una votación de investidura como presidente de la Generalitat, a propuesta de JxCAT.

Después, está previsto que declare Raül Romeva, exconseller de Exteriores, que afronta la misma pena que Turull y que comparte defensa con Oriol Junqueras, por lo que es probable que siga su estrategia de negarse a responder a las acusaciones.

El ministerio público le atribuye el liderazgo de la campaña exterior del Govern para legitimar el "procés" internacionalmente, mediante el Diplocat -que la Fiscalía considera un "lobby" para difundir el mensaje independentista en el extranjero- y las delegaciones catalanas en el exterior.

Por otra parte, Mariano Rajoy, expresidente del Gobierno comparecerá como testigo el 26 de febrero en el juicio.

Durante la entrevista a Pedro Sánchez en Televisión Española, el presidente ser preguntado por el juicio del procés y sobre la posición del Gobierno en caso de que le pidieran indultos, aprovechó en la respuesta para introducir de manera interesada un elogio al trabajo "extraordinario" de los fiscales que, recordemos son los que acusan de rebelión a los procesados.