COMITÉ FEDERAL DEL PSOE

Sánchez se distancia de Iglesias y reivindica el "verdadero exilio" y el cumplimiento del Estado de derecho

Pedro Sánchez ha reivindicado la historia del exilio español en los años de la guerra civil y la dictadura franquista y ha señalado que la "deuda" con ellos debe partir por "defender la Constitución". Unas palabras que se distancian de las del vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias cuando comparó el exilio republicano por el franquismo y la huida del expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont.

ondacero.es | Europa Press

Madrid | 23.01.2021 11:51

Sánchez en el Comité Federal del PSOE
Sánchez en el Comité Federal del PSOE | EFE

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha querido reivindicar en su intervención ante el Comité Federal de este sábado en Barcelona el "sacrificio" del "verdadero exilio" y la necesidad de defender el Estado de derecho y las leyes democráticas en su honor.

"Somos un partido que ha sobrevivido al exilio, hablo del verdadero exilio, por defender la legalidad democrática y combatir una dictadura tan ilegítima como despótica", afirmado en concreto el jefe del Ejecutivo.

El líder de los socialistas se ha distanciado de este modo de su vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y su polémica comparación entre el expresidente catalán Carles Puigdemont y los exiliados republicanos; unas palabras que generaron gran malestar y numerosas críticas tanto dentro del PSOE como entre los ministros socialistas de la coalición. "Tenemos una deuda con aquellas gentes, implica honrar su memoria, mantener viva la llama de su recuerdo, cumplir y defender el Estado de derecho y las leyes democráticas".

Defender la Constitución", ha manifestado Sánchez, quien ha recordado en su intervención, entre otros, a los que fueran presidentes de la II República Manuel Azaña y Juan Negrin, quienes tuvieron que exiliarse porque "temían por su vida" y se fueron "defendiendo la ley".

En alerta ante los 'fanatismos de la derecha'

" Y tras ello, ha defendido la necesidad de reivindicar la legalidad, en un momento en el que, aunque "parece obvio", no lo es , como ha demostrado el hecho de que la "democracia más rica del mundo" se haya visto "tambaleada" por la "embestida del fanatismo de la derecha". Así, ha pedido hacer frente a la amenaza del populismo de derecha que basa su estrategia, a su juicio, en "mentiras", "división", "polarización" y en tratar a los adversarios "como si fueran enemigos", con riesgo incluso de recurrir a la violencia, como se ha visto con el asalto al capitolio de los Estados Unidos por parte de los seguidores del ya expresidente Donald Trump. "La tarea que nos corresponde es poner coto a la mentira, impedir la división nacional y velar por el respeto de la ley y las instituciones democráticas", ha enfatizado.