Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

TRAS LA ABDICACIÓN DE SU PADRE

El Rey recupera el vistoso protocolo castrense de la Pascua Militar

El Rey Felipe VI, en su primera celebración de la Pascua Militar como jefe supremo de los Ejércitos, ha recordado a los miembros de las Fuerzas Armadas que "mandar es servir", y se ha comprometido ante todos ellos a cumplir esta máxima: "No habrá día en el que deje de recordar este principio".

Actualizado el 27/04/2015 a las 17:30 horas

El Rey, en su primera celebración de la Pascua Militar, ha recuperado el vistoso protocolo castrense de este acto que tiene lugar en el Palacio Real, al pasar revista a una formación de la Guardia Real en el Patio de la Armería, donde ha sonado el himno nacional y la salva de 21 cañonazos.

Acompañado de la Reina Letizia, el jefe del Estado, con uniforme de gala de capitán general de las Fuerzas Armadas, ha entrado en su coche oficial por la Puerta de la Almudena, hasta llegar al patio. Se ha permitido entrar al público al recinto para seguir los preámbulos del acto, que continúa dentro de palacio. Los Reyes han sido recibidos por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; los ministros de Defensa, Pedro Morenés; e Interior, Jorge Fernández Díaz; el jefe del Estado Mayor de la Defensa, almirante Fernando García Sánchez, y el jefe del cuarto militar de la Casa del Rey, vicealmirante Juan Ruiz Casas.

Esta primera parte de la celebración se había reducido en los dos últimos años debido a los problemas de movilidad del Rey Juan Carlos. Pero ahora su hijo ha decidido recuperarla en todo su esplendor, al igual que el saludo a todos y cada uno de los 150 invitados, militares en su mayoría, en la saleta Gasparini. Una vez finalizada la revista, los Reyes, el presidente del Gobierno y las demás autoridades se han dirigido al interior del palacio para los saludos, que han comenzado por el jefe del Estado Mayor de la Defensa y tras los que ha continuado la celebración en el Salón del Trono.

La tercera novedad de esta conmemoración, que instauró Carlos III en 1782 tras la recuperación de Menorca a los ingleses, es que Felipe VI, como jefe supremo de los Ejércitos, ha impuesto 19 condecoraciones. Después interviene el ministro de Defensa y finalmente, el Rey en su primer discurso del año, con un mensaje dirigido a todos los miembros de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil.