SÁHARA OCCIDENTAL

¿Por qué España está implicada en el conflicto del Sáhara?

El conflicto del Sáhara se ha vuelto a poner sobre la mesa después de que el Gobierno de España cambiase de postura. ¿Por qué está implicada en la disputa?

ondacero.es

Madrid | 07.04.2022 17:51

Pedro Sánchez con el rey de Marruecos | Foto: EFE/Ballesteros
Pedro Sánchez con el rey de Marruecos | EFE/Ballesteros

El conflicto del Sáhara vuelve a estar en boca de todos a causa del cambio de postura del Gobierno de España, que hasta ahora defendía los acuerdos de la ONU para celebrar un referéndum en el Sáhara. Ahora, sin embargo, el Ejecutivo de Pedro Sánchez acepta el plan de autonomía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental.

¿Por qué está España implicada en el conflicto del Sáhara?

España se encuentra en medio de este conflicto del Sáhara Occidental porque era una antigua colonia española que fue anexionada por Marruecos y desde 1975 están intentando conseguir su independencia.

¿En qué consiste el conflicto del Sáhara?

Hace casi 50 años, en el año 1975 España comenzó el proceso de descolonización del Sáhara, un territorio semidesértico de 266.000 kilómetros cuadrados, momento que Marruecos aprovechó para anexionar el territorio mediante un movimiento llamado la "Marcha Verde". Además, tanto España como la ONU de hacer un censo como paso previo a la celebración de un referéndum de autodeterminación.

La "Marcha Verde" comenzó el 6 de noviembre de 1975, días antes de la muerte de Franco (20 de noviembre de 1975), y fue puesta en marcha por el rey Hasan II. En la operación aproximadamente 350.000 civiles marroquíes se situaron frente a la frontera española avanzando hasta los muros defensivos del Ejército español.

Finalmente, el 14 de noviembre se firmaron en Madrid los Acuerdos Tripartitas hispano-mauritano-marroquíes, por los que España cedió la parte norte y centro del Sahara a Marruecos y el sur a Mauritania.

Esta decisión iba en contra de la sentencia del 16 octubre de 1975 del Tribunal Internacional de La Haya, que se oponía a las intenciones anexionistas de Marruecos y Mauritania. Además, en el fallo aconsejaban que se facilitase en el Sáhara el derecho a la autodeterminación. Sin embargo, Marruecos realizó una interpretación del texto a su favor.

Por su parte, España terminó la retirada de sus tropas meses después, el 27 de febrero de 1976, y el Frente Polisario proclamó unilateralmente la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) en Tinduf (Argelia) y declaró la guerra a Marruecos y Mauritania.

Tras estos hechos, en 1979, Mauritania sí abandonó sus pretensiones anexionistas y renunció a ejercer su soberanía sobre el sur del Sáhara, firmando la paz con el Polisario. Situación que Marruecos aprovechó nuevamente para anexionársela quedándose con el control de casi todo el territorio. Mientras tanto, el Polisario, que contaba con el apoyo de Argelia y Libia, se quedó con una pequeña parte, dejando su cuartel general en Tinduf.

Intervención de la ONU

Años más tarde, en 1988, las dos partes en conflicto, Marruecos y el Polisario acordaron acogerse al plan de la ONU que incluía un alto al fuego, que entró en vigor tres años más tarde, y por el que aceptaban el control de la Misión de Naciones Unidas para el referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO).

Sin embargo, la consulta nunca se llegó a celebrar porque el Polisario defendía que únicamente podían participar los 74.000 saharauis censados en 1974 por España y Marruecos solicitaba se incluyesen también a los 120.000 nómadas que se habían refugiado allí los durante la colonización española.

Nuevamente reintentaron dialogar en 1997, pero esta vez con un mediador diferente, el exsecretario de Estado de Estados Unidos James Baker. Consiguieron dar un paso más fijando una fecha para la consulta, en julio de 2000, pero tampoco se llegó a celebrar nunca debido a que el Polisario se negó ya que no se contemplaba la independencia y más tarde, Marruecos también lo rechazó porque sí se incluía.

Ha habido otros tres intentos de negociación con diferentes mediadores, pero finalmente tampoco se ha conseguido llegar a ningún puerto.

En los últimos años se ha vuelto a reavivar la tensión entre Marruecos y el Polisario. El 21 de octubre de 2020, activistas saharauis bloquearan el paso fronterizo de Guerguerat, el 13 de noviembre soldados marroquíes entraron en esta franja desmilitarizada y el Polisario le declaró la guerra.

Además, cabe destacar que en diciembre de 2020, el entonces todavía presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconoció al Sáhara como parte de Marruecos a cambio de que ellos realizasen con Israel.

Ahora, el conflicto del Sáhara vuelve a ser polémica debido al cambio de postura del Gobierno de España, cuando el presidente Pedro Sánchez dijo que "España considera la iniciativa marroquí de autonomía, presentada en 2007, como la base más seria, creíble y realista para la resolución de este diferendo".