APROBADA EN CONSEJO DE MINISTROS

¿En qué consiste la Ley Trans? Claves de la nueva legislación que aprueba el Gobierno

El Gobierno aprueba este 29 de junio el anteproyecto de la polémica Ley Trans, que ha enfrentado al Ejecutivo durante meses. Descubre cuáles son las claves de la nueva normativa LGTBI sobre la autodeterminación de género.

ondacero.es

Madrid | 29.06.2021 14:00 (Publicado 29.06.2021 13:26)

Irene Montero, ministra de Igualdad
Irene Montero, ministra de Igualdad | EFE

El Gobierno aprueba este 29 de junio el anteproyecto de la nueva Ley Trans, en el que se incluyen algunos puntos como el cambio de sexo y nombre en el Registro Civil o los requisitos necesarios.

Durante estos meses, el debate público ha centrado la polémica en la autodeterminación de género, una cuestión que ha enfrentado a dos vertientes del Gobierno: la liderada por la ministra de Igualdad, Irene Montero, y el ala conservadora del PSOE, dirigida por Carmen Calvo.

Sin embargo, la aprobación de esta ley significaría la ratificación de que desde el Gobierno apuestan ahora por reconocer la voluntad libremente manifestada como motivo suficiente para poder cambiar legalmente de sexo, algo a lo que se habían opuesto hasta el momento, en una dolorosa derrota para la vicepresidenta primera del Ejecutivo –el diario La Razón apunta a que esta debilidad de la socialista podría obligarla a salir del Gobierno en las próximas semanas–.

Irene Montero cree que la Ley Trans es "una muestra de la fortaleza del Gobierno de coalición"

Esta ley es una de las grandes promesas electorales de Unidas Podemos y la primera ley del ministerio de Irene Montero, un año y medio después de que se conformara el Gobierno entre los morados y los socialistas. Sin embargo, esta nueva normativa también ha avivado toda una batalla entre el colectivo LGTBI y un sector del feminismo radical, que asegura que esta ley vulnera los derechos de las mujeres.

La ministra de Igualdad ha admitido en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros que "estamos ante un día histórico, tras más de 15 años sin avances legislativos en esta materia. Damos luz verde a la tramitación de una ley que va a garantizar la igualdad de las personas trans y una batería importante de derechos para las personas LGTBI, que están siendo vulnerados en nuestro país".

Según Montero, esta nueva normativa es "una muestra de la fortaleza del Gobierno de coalición y de una forma de hacer política feminista", asegurando que el objetivo es "mejorar la vida" de la gente LGTBI. "Esta ley nos coloca en la vanguardia europea en materia de reconocimiento de los derechos de las personas LGTBI y trans", ha anunciado.

Además, la ministra también ha reconocido a la importancia de la figura del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la aprobación de esta medida, del que ha dicho que "está realizando un trabajo de liderazgo de los derechos y libertades como base de la convivencia en Europa". No ha olvidado mencionar que todavía existen países "no seguros para las personas LGTBI", que cuestionan sus derechos, y ha asegurado que, con esta nueva ley, "lanzamos un mensaje de defensa de que la base del proyecto europeo son los derechos humanos, de las personas, sean quienes sean y amen a quien amen".

Claves de la nueva legislación de la Ley Trans

Pero, ¿cuáles son las novedades del anteproyecto y los principales puntos que más polémica han suscitado? Estas son las claves de la última norma aprobada por el Gobierno.

Cambio de sexo sin pruebas ni informes médicos

Con la futura ley, no se necesitarán informes médicos, ni testigos, ni pruebas para que una persona trans modifique la mención del sexo y su nombre a partir de los 14 años, como confirmaban fuentes conocedoras de la negociación.

La intención del Gobierno es acabar así con la patologización de las personas trans y reconocerá su identidad exclusivamente con un procedimiento administrativo sencillo en el Registro Civil: la persona interesada expresará su voluntad ante el funcionario y volverá a hacerlo tres meses después para que el cambio sea efectivo.

No será necesario hormonarse

La hormonación ya no será un requisito para solicitar el cambio de sexo, ni tampoco será obligatorio una vez que se ha consumado; es decir, aquellos que le deseen tendrán libertad absoluta para hormonarse u operarse en caso de que lo deseen, pero no será un requerimiento para el reconocimiento de su género.

14 años, la edad fijada en el texto

Por otra parte, el último borrador del texto fija en los 14 años la edad a partir de la que un menor podrá cambiar su sexo y su nombre en el Registro Civil, algo con los que difieren los colectivos LGTBI, que pedían que se situara en los 12 años.

Así es el procedimiento para realizar el cambio

El procedimiento del cambio registral se realizará de la siguiente manera: la persona interesada debe acudir al Registro con una cita previa y rellenar un formulario en el que indique que no está conforme con el sexo que le fue asignado al nacer y solicite que se proceda a su rectificación, así como el cambio de nombre.

El funcionario del Registro le informará de las consecuencias jurídicas de esa rectificación y le ofrecerá información sobre recursos de apoyo y asociaciones de protección de derechos a las que puede acudir si lo desea.

Tres meses para ratificar la decisión

En un plazo de tres meses, la persona volverá a ser citada por el Registro para ratificar su decisión, momento a partir del cual el cambio de nombre y sexo será efectivo.

Los deportistas trans competirán en la categoría de su nuevo género

Aquellos deportistas transgénero que lo deseen también podrán competir en la categoría de su nuevo sexo y bajo las normas deportivas que controlan el nivel de testosterona en las deportistas.

Derecho a la filiación de hijos/as de parejas de mujeres:

Las mujeres lesbianas, bisexuales y solas podrán tener acceso a técnicas de reproducción humana asistida tras 7 años sin acceso a ese derecho en el Sistema Nacional de Salud. Además, se permitirá la filiación de los hijos e hijas de mujeres lesbianas o bisexuales, tras una modificación del artículo 120 del Código Civil.

Prohibición de las terapias de conversión

Esta nueva ley prohibirá las terapias de conversión, aversión o contracondicionamiento, destinados a modificar la orientación o identidad sexual de las personas LGTBI. Desde el Ministerio aseguran que no existe ninguna base científica para practicar estas "torturas" que vulneran los derechos de las personas LGTBI.

Educación sobre las personas LGTBI

Se prevé la inclusión en el currículo básico del conocimiento y respeto a la diversidad sexual, de género y familiar como un objetivo en todas las etapas educativas, así como formación en la materia para todo el profesorado. Se promoverán programas de educación sexual y reproductiva y de prevención de ITS con especial consideración al VIH.

Sanciones para proteger a las personas LGTBI

Hay un régimen de infracciones y sanciones para proteger a las personas LGTBI contra la discriminación o la violencia, ya sea en el ámbito laboral, en el del deporte o del ocio.

Derechos de las personas intersexuales

Se legislan también por los derechos de las personas intersexuales, prohibiendo las cirugías no imprescindibles a bebés intersexuales y se alarga hasta un año el plazo para determinar el sexo en registro.