PRESIDENTE DEL GOBIERNO

Pedro Sánchez confirma que mañana propondrá los indultos a los líderes del "procés" en el Consejo de Ministros

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado en el Liceu de Barcelona que propondrá mañana al Consejo de Ministros conceder el indulto a los nueve condenados en el juicio del procés catalán.

ondacero.es | Agencias

Madrid | 21.06.2021 13:37 (Publicado 21.06.2021 11:42)

Pedro Sánchez en el Teatro del Liceu de Barcelona

Pedro Sánchez en el Teatro del Liceu de Barcelona / EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este lunes en su conferencia titulada "Reencuentro: un proyecto de futuro para España" que propondrá mañana al Consejo de Ministros conceder el indulto a los nueve condenados en el juicio del procés catalán. El jefe del Ejecutivo ha justificado esta decisión asegurando que se toma para "afrontar el problema y buscar la concordia".

Lo ha hecho ante 300 representantes institucionales de Cataluña y de sectores como el político, empresarial, sindical, cultural, universitario, deportivo, de los medios de comunicación y de asociaciones civiles, entre los que estaban presentes algunos como la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment del Treball; Pere Navarro, presidente del Consorci de la Zona Franca; o Javier Faus, presidente del Círculo de Economía.

Sánchez, que ha sido interrumpido tras el anuncio con gritos de algunos independentistas que han conseguido colarse en el acto –señalaban que "la independencia es la única solución"– ha mantenido que, aunque hay parte de la sociedad española que no comprende esta medida, aquellos que apoyan los indultos tienen razones y argumentos donde "pesan más las expectativas de futuro que los agravios del pasado".

Los indultos son "el camino a la reconciliación"

"En la balanza de las decisiones políticas, el futuro debe importar mucho más que el pasado. Aún comprendiendo los motivos del rechazo, el Gobierno de España ha optado por abrir paso a la reconciliación, al reencuentro. Esta medida de gracia abrirá ese camino y nos dará la oportunidad de hacer las cosas mejor", ha señalado.

Sánchez también ha justificado la legalidad y constitucionalidad del indulto porque "está regulado en España desde 1870 y lo recoge nuestra Constitución. Ni cuestiona ni revoca una sentencia. Se autoriza por motivos de equidad, justicia o utilidad pública. La razón de los indultos que vamos a aprobar es su beneficio para la convivencia", ha señalado, añadiendo que la ley fundamental de 1978 fue conocida como la Constitución de la concordia, y concordia significa 'con corazón'.

"No concibo una nueva España sin una nueva Cataluña al frente. Esa es mi apuesta que tengo el honor de presentar aquí hoy. Estamos en un país que supo reconciliarse porque nuestros padres y abuelos lo quisieron", ha señalado Sánchez, apelando al espíritu de concordia presente en la Transición y a los valores de la Constitución del 1978.

"No esperamos que cambien sus ideales, sino que sepan que no hay camino fuera de la ley"

El líder socialista ha defendido que no esperan cambiar los ideales de los que aspiran a la independencia, sino hacerles saber "que no hay camino fuera de la ley". "Fuera de la legalidad no hay espacio para la política. No se trata de predecir las consecuencias, sino de ofrecer a la ciudadanía, después de tantos años de parálisis, una ruta por donde caminar y avanzar todos juntos", ha insistido.

Además, ha sostenido que la democracia española es fuerte, pero "lo es todavía más con las demás herramientas de la política, con todo aquello que nos permite convencer, la forma más duradera de vencer".

"No podemos empezar de cero, pero sí de nuevo. Hay camino. Mañana podemos cambiar la vida de nueve personas y espero también que empecemos a cambiar la historia de todas y todos. Cataluña, catalanes y catalanas: os queremos", ha concluido el presidente.

Los indultos están "prácticamente terminados"

Fuentes del Ejecutivo han informado de que "el trabajo ya está prácticamente terminado" para todos y cada uno de los expedientes de indulto después de que la semana pasada se culminaran por parte de la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, quien ha llevado el peso de esta labor.

Si el Gobierno quisiera darse algunos días mas, podría esperar una semana, hasta el día 29, la víspera de la comparecencia de Sánchez en el Congreso.

Este domingo, el ministro de Transportes y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, defendió los indultos subrayando que tienen que aprobarlos "por España, por Cataluña", y acusando a la derecha de desconocer el principio de legalidad.

La aprobación llegará después de que en la última semana haya recibido apoyos significativos. Lo expresaron explícitamente los máximos representantes del lobby empresarial catalán del Cercle d'Economía, también lo avaló aunque con matizaciones posteriores el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, y se sumaron a esa corriente a favor los obispos de las diez diócesis de Cataluña.

Unas posiciones que llevaron al líder del PP, Pablo Casado, a recordar que es a los parlamentarios a quienes corresponde abordar cuestiones como la configuración del Estado y no a la Conferencia Episcopal, la patronal o los sindicatos, y a lamentar actitudes "cómplices" con los indultos.

Desde posiciones bien distintas, Aragonés y el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, reunidos en Bélgica, advirtieron de que los indultos no son "la solución al conflicto político" catalán e insistieron en reivindicar amnistía y autodeterminación.

Uno de los que será beneficiados por la medida de gracia, el líder de ERC, Oriol Junqueras, dijo ayer que los indultos son un triunfo para el independentismo porque demuestran las debilidades de los aparatos del Estado ante Europa ya que, con ellos, "el Estado intenta protegerse" ante futuros veredictos de la justicia europea.