Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

durante la Mesa de partidos presidida por Torra

Los partidos catalanes firman un acuerdo contra el uso de discursos racistas y xenófobos

Los partidos catalanes representados en el Parlament han firmado este lunes un documento para combatir el racismo y la xenofobia en el que se comprometen a "evitar y denunciar los discursos que inciten el paso del racismo latente a los actos de racismo".

Agencias | Madrid
| 01/04/2019
El presidente de la Generalitat, Quim Torra

El presidente de la Generalitat, Quim Torra / EFE

El 'Acuerdo para un debate responsable sobre inmigración y contra el racismo y la xenofobia' lo han firmado los grupos políticos durante la Mesa de partidos y entidades contra el racismo, presidida en la Generalitat por el presidente Quim Torra y en la que han participado los grupos parlamentarios y unas 50 entidades en un acto en el Arts Santa Mònica.

El texto pide responsabilidad a los partidos en sus discursos políticos, por lo que acuerdan "emitir mensajes sobre inmigración que den herramientas a la ciudadanía para conocer los beneficios que la inmigración y la diversidad" tienen para la sociedad catalana, y basar estos discursos en datos en vez de percepciones subjetivas. También defienden abordar los problemas que puedan surgir en torno a la inmigración con "responsabilidad, sin contribuir a incrementarlos, sino orientando los mensajes a las soluciones". Además, el documento expresa el compromiso de todas las fuerzas políticas con la defensa de los valores democráticos "de fomento de la convivencia y de respeto a la diversidad".

La diputada de Ciudadanos, Noemí de la Calle, ha abogado por la necesidad de disponer de herramientas que "cierren el paso a la intolerancia", y ha afirmado que se necesita compromiso y perseverancia por lo que ha considerado necesario un grupo de trabajo en el Parlament.

Desde JxCat, la diputada Salwa Laouaji ha subrayado que Catalunya está mostrando madurez en un momento que "la extrema derecha quiere romper la convivencia", y ha apelado a no bajar la guardia y combatir la xenofobia con recursos y formación desde la responsabilidad compartida.

Los diputados de ERC Sergi Sabrià y Ruben Wagensberg han calificado de histórica la reunión, que envía un mensaje de compromiso ante un debate con el que no debe haber fisuras: "Tenemos que ser un bloque" con este acuerdo de mínimos.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha considerado que es un acuerdo imprescindible y muy positivo, ha abogado por la construcción de una sociedad diversa, fomentando los puentes: "Conocer sus realidades y que conozcan las nuestras" buscando una Catalunya abierta contra el racismo y la xenofobia.

La líder de En Comú Podem en el Parlament Jèssica Albiach ha reprochado la Ley de extranjería y los centros de internamiento de extranjería, ha reclamado compromiso presupuestario para las políticas migratorias y de acogida, y ha señalado: "Nos jugamos el país que queremos ser".

La diputada de la CUP, Natàlia Sánchez, ha subrayado que la formación participa de una forma crítica en el acuerdo, ha remarcado que se debe reconocer el "racismo institucional", y ha lamentado que se inicia un ciclo electoral donde muchos migrantes no podrán votar.

El diputado del PP Santi Rodríguez ha afirmado que ante el hecho migratorio tan importante es ser capaces de reconocer las oportunidades que abre como abordar los riesgos.

Las entidades municipalistas también han clamado para luchar contra el discurso xenófobo, y desde la Associació Catalana de Municipis (ACM), Isidre Sierra ha abogado por un trabajo conjunto de partidos, entidades y administración, y ha clamado al consenso para preservar de la dialéctica partidista una cuestión como el racismo.

Desde la Federació de Municipis de Catalunya (FMC), Salut Gonzalez también ha apelado a un trabajo conjunto en la lucha por la cohesión social, y ha remarcado la necesidad de dotar a la ciudadanía de herramientas que "puedan desmontar estereotipos y prejuicios".

A la reunión de la mesa también han asistido un amplio abanico de entidades y asociaciones como Càritas, el Col·legi d'Educadors Socials de Catalunya, Creu Roja, Consell Islámic Cultural de Catalunya, Entitats Catalanes d'Acció Social (Ecas), Foment del Treball, CC.OO., Fundació Ibn Batuta, Sos Racisme, UGT, Lafede.cat y el Sindicat de Manters, entre otras.