CASO JUANA RIVAS

La ministra de Igualdad, Irene Montero, se enfrenta a un juicio por injurias al no retirar sus palabras sobre el ex de Juana Rivas

Francesco Arcuri, el exmarido de Juana Rivas, demandó a la ministra de Igualdad por haber vinculado su caso con la violencia de género. Arcuri responsabiliza a Montero de un delito de injurias y le reclama 80.000 euros.

ondacero.es

Madrid | 28.10.2021 08:10

Irene Montero, ministra de Igualdad
Irene Montero, ministra de Igualdad | EFE

La ministra de Igualdad, Irene Montero, no se ha retractado este miércoles en un acto de conciliación con el exmarido de Juana Rivas, Francesco Arcuri, de sus declaraciones en las que presuntamente relacionó el caso de Rivas con el de las dos niñas secuestradas y asesinadas presuntamente por su padre en Tenerife. En el acto de conciliación, los abogados de la ministra tampoco han aceptado pedir disculpas o indemnizarle con los 80.000 euros que le requiere.

El exmarido de Juana Rivas demandó a la ministra por unas declaraciones que hizo tras el hallazgo del cadáver de Olivia, una de las niñas de Tenerife, cuando afirmó: "Para evitar que los maltratadores sigan asesinando y ejerciendo violencia contra los niños y niñas que son víctimas de violencia de género hay que defender a Juana Rivas". Arcuri considera a Montero responsable de un delito de injurias y le reclama 80.000 euros por los daños causados.

"Requerimos a la señora Montero para que se retracte en el acto de conciliación de todas y cada una de las afirmaciones que se citan, retire de forma inmediata las publicaciones que se reproducen en este escrito, y cualquier otra que se refieran al padre de los hijos de la señora Rivas", decía el escrito.

Irene Montero no se retracta en sus declaraciones

Este pasado miércoles, a las diez y media de la mañana se ha celebrado el acto de conciliación en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Collado Villalba (Madrid), al que no ha acudido Irene Montero, que ha estado representada por su letrada y una procuradora. El acto de conciliación ha durado en torno a 15 minutos y la representante de la ministra ha reconocido las palabras que profirió y no se ha retractado de las mismas.

Tras el encuentro, el abogado de Francesco Arcuri, Enrique Zambrano, redactará en los próximos días una querella que presentará ante el Tribunal Supremo contra la ministra por injurias y calumnias. Solicitaba además por medio de su representación letrada que en el plazo de siete días desde la celebración de ese acto de conciliación, que la ministra publicara a su costa en dos diarios nacionales la demanda de conciliación y el acta de conciliación.

Otra demanda contra Íñigo Errejón

Zambrano ya anunció que también interpondrá en el Tribunal Supremo una querella contra el líder de Más País, Iñigo Errejón, por unas supuestas declaraciones "injuriosas o calumniosas" que el político realizó en el Congreso, relacionándole con un posible caso de violencia vicaria.

El exmarido de Juana Rivas reclama 60.000 euros al líder de Más País por los daños y perjuicios que supuestamente le causaron estas palabras en las que Errejón se refirió a Arcuri como un maltratador y dijo que su exmujer había sido condenada por proteger a sus hijos de "posible violencia vicaria".