Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Así lo sostiene la sección décima de la Audiencia de Barcelona

Millet gastó 164.269 euros del Palau para las "ostentosas" bodas de sus hijas

El saqueador confeso del Palau de la Música Fèlix Millet destinó "indebidamente" 164.269 euros de la Fundación de la entidad cultural a sufragar los "ostentosos enlaces" de sus hijas Laila y Clara, que se celebraron en 2000 y 2002 en el histórico edificio modernista, sin ni siquiera pagar alquiler. Así lo sostiene la sección décima de la Audiencia de Barcelona en la sentencia por el expolio del Palau de la Música, en la que impone a Millet una condena de nueve años y ocho meses de cárcel.

EFE | Madrid
| 15/01/2018
Félix Millet junto a Jordi Montull y Gemma Montull

Félix Millet junto a Jordi Montull y Gemma Montull / EFE

La sentencia concluye que Millet y su mano derecha Jordi Montull -condenado a siete años y seis meses- desviaron del Palau 2,5 millones para acometer obras en sus casa particulares, 778.428 en viajes particulares y 164.269 para las bodas de las hijas del expresidente de la institución.

El tribunal detalla que Millet cargó a los fondos de la Fundación un total de 112.782,51 euros por la boda de su hija Laila, en el año 2000 cantidad que esta deberá devolver como responsable civil-, y 51.487,43 para la de Clara, en 2002, una cantidad que ya se saldó en una acuerdo alcanzado en 2010 entre la afectada y la Fundación del Palau.

Según el tribunal, para ambos "ostentosos enlaces", Millet decidió, con el "conocimiento y aquiescencia" de su entonces mano derecha Jordi Montull, que la "mayor parte del coste de celebrar las bodas de sus hijas Clara y Laila sería abonado por la Fundación, con cargo a los fondos de la misma".

Además, Millet acordó celebrar ambas bodas en las instalaciones del Palau de la Música, "sin satisfacer alquiler alguno por ello, como debía efectuar toda persona que quisiera realizar cualquier celebración privada en dichas instalaciones", según la sentencia.

De esta forma, Millet cargó al Palau 112.782 euros en gastos para la boda de Laila, con partidas que incluyen inserción en prensa del evento (12.020 euros), ampliación del escenario y de la platea de la sala noble del Palau (20.877 euros), la ornamentación de la sala (6.769 euros), el alquiler de un minibús (553 euros) y el servicio de un coche Mercedes con chófer (con dos partidas de 419 y 397 euros), entre otros.

También se incluía un reportaje en vídeo (570 euros), un reportaje fotográfico de la boda (1.615 euros), la grabación del concierto en la iglesia (294 euros) y el almuerzo de boda (28.958 euros).

Dos años después, Millet redujo la cantidad que cargó a la Fundación del Palau para sufragar la boda de su otra hija, Clara, que en este caso fue financiada con 51.487,43 euros de la entidad, en partidas como la ornamentación de la sala (11.161), servicio de azafata (258,77), la ceremonia en Santa María del Mar (11.161,66 euros), el servicio de distribución y franqueo de correspondencia (322,92) y carteles de distribución (229).

De la misma forma, según la sentencia, Millet y Montull acordaron cargar a los fondos de la Fundación y la Asociación del Palau diversos viajes privados entre 2005 y 2009, acompañados de sus familias, por valor de al menos 648.021 euros, con la colaboración de la agencia de "Viajes Baixa SA", que se prestó a facturar los gastos con conceptos genéricos para que su pago "no despertara sospecha alguna en el Palau", según la Audiencia.

Con esta "finalidad ocultadora", según la sentencia, los pagos de estos viajes no se gestionaban desde la secretaría de la Asociación, que era desde donde se planteaban, supervisaban y abonaban los gastos de los viajes de los coros del Palau, sino que lo llevaban personalmente Jordi y Gemma Montull, la cual no sólo conocía estos viajes porque los disfrutaba personalmente, sino que sabía que se abonaban con fondos del Palau, colaborando con su "gestión y ocultación".

En concreto, entre 2005 y 2009, Millet, los Montull y algunos de sus familiares viajaron a costa del Palau de la Música a destinos como México, Galicia, Nápoles, Maldivas, Polinesia, Phuket (Tailandia), El Cairo, Kenia y Dubai, por un importe total de 648.021 euros.

Además, entre 2002 y 2004, Millet y Montull sufragaron en metálico con fondos obtenidos de la Fundación mediante la presentación de cheques al portador, otros viajes por valor de 130.407 euros a destinos como Tanzania, San Petersburgo, Santo Domingo y Dubai.

Los saqueadores confesos también destinaron 2,5 millones de euros del Palau para sufragar obras en sus casas -en el caso de Montull también en la de su hija Gemma-, algunas de ellas mediante facturas falsas y otras abonando directamente a proveedores de la institución cultural.