Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Ciudadanos y PSC han votado en contra

El Parlament vota una propuesta para ratificar la confianza en Puigdemont y otra para activar la cuenta atrás de la investidura

Los independentistas han conseguido suavizar las pretensiones de la CUP, que pretendía que se reafirmara la declaración unilateral de independencia. Una iniciativa admitida por la Mesa y que la Fiscalía ya tacha de ilegal. El Parlament podría determinar hoy qué rumbo seguirá la legislatura catalana.

EFE | Madrid
| 28/02/2018
Roger Torrent y el resto de la Mesa del Parlament

Roger Torrent y el resto de la Mesa del Parlament / EFE

El Parlament empieza un pleno este jueves para votar cinco propuestas de resolución, incluida una de JxCat para "ratificar la confianza en Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat" y otra del PSC para activar la cuenta atrás de dos meses para la investidura de un presidente de la Generalitat.

La propuesta de JxCat llega con el apoyo garantizado de ERC y el rechazo de la CUP, que tacha el texto de broma autonomista y exige ir más allá: por eso ha presentado una enmienda para "ratificar la proclamación de independencia del 27 de octubre".

La enmienda de la CUP está cargada de polémica, pues Ciudadanos, PSC y PP la han recurrido porque la ven ilegal y contraria a las directrices del Tribunal Constitucional, y también la ven así los letrados de la cámara, contrarios a que el texto llegue al pleno.

La Mesa se habrá reunido antes del pleno, para valorar los recursos de Cs, PSC y PP, pero con toda probabilidad los rechazará con los votos de JxCat y ERC, con mayoría en el órgano rector de la Cámara.

Aunque la Mesa facilite que el texto llegue al pleno, es probable que se acabe votando con modificaciones, ya que JxCat puede negociar cambios con ERC y la CUP hasta poco antes de la votación.

Fuentes soberanistas consultadas explican que las tres partes han negociado miércoles por la tarde un texto alternativo que satisfaga a todos ellos, ya que ERC y JxCat no ven claro ratificar la declaración. La CUP ya ha avisado de que está en el Parlament para "hacer república y no autonomía", mientras que ERC y JxCat prefieren evitar iniciativas que puedan perjudicar a los encausados por el proceso soberanista.

Los votos de la CUP son imprescindibles para aprobar la iniciativa a favor de Puigdemont, ya que JxCat y ERC no cuentan con los votos efectivos necesarios para sumar mayoría absoluta, porque hay diputados de ERC y de JxCat que están en prisión o en Bélgica.

De hecho, Oriol Junqueras (ERC) ha pedido delegar su voto para este pleno y los que se celebren hasta julio, y la Mesa aprobó el martes que pudiera hacerlo, con el único voto en contra de Cs.