Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

SEGÚN UNA RESOLUCIÓN

La Guardia Civil retrasa el traslado de 300 agentes en Cataluña para "garantizar la seguridad" en septiembre

El Ministerio del Interior ha explicado este martes que la orden por la que la Guardia Civil anuncia en su Boletín Oficial que suspende el traslado de casi 300 agentes destinados en Cataluña se encuadra en la necesidad de "garantizar la seguridad ciudadana" ante los eventos que se celebran en el mes de septiembre, entre ellos la Diada.

EUROPA PRESS | Madrid
| 05/09/2018
Imagen de archivo un agente de la Guardia Civil

Imagen de archivo un agente de la Guardia Civil / EFE

Según explican a Europa Press fuentes de Interior, se trata de una decisión "ordinaria" por habitual año tras año debido a la necesidad del Ministerio de velar por que existan las dotaciones suficientes en las diferentes plantillas de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Según estas fuentes, es habitual que Cataluña requiera cada mes de septiembre de un despliegue policial reforzado ante la concentración de eventos.

El Boletín Oficial de la Guardia Civil ha publicado una resolución este martes, 4 de septiembre, en la que se anuncia que se retrasa el traslado de casi 300 agentes hasta el próximo 16 de octubre. En la orden, consultada por Europa Press, se detalla que se adopta la decisión "por necesidades y exigencias inherentes a garantizar la seguridad pública en este trimestre del año".

La orden está firmada por el jefe accidental del Mando de Personal, Francisco Javier Alvaredo Díaz, y ha causado malestar en algunas asociaciones profesionales por comunicarse "sin previo aviso", lo que obliga a estos guardias civiles a reorganizarse.

Hace ahora un año el Ministerio del Interior, encabezado por entonces por el ministro del PP Juan Ignacio Zoido, movilizó un dispositivo sin precedentes en el que se desplazaron a Cataluña más de 4.000 policías y guardias civiles para hacer frente al referéndum del 1-O convocado por la Generalitat.