consumo de carne

Javier Lambán pide a Sánchez que destituya a Garzón: "Es un insulto a la inteligencia"

Javier Lambán ha criticado los comentarios del ministro de Consumo sobre las granjas: "Son una agresión directa a una parte importante de la economía aragonesa"

ondacero.es | Agencias

Madrid | 04.01.2022 22:05

Javier Lambán pide a Sánchez que destituya a Garzón: "Es un insulto a la inteligencia"
Javier Lambán pide a Sánchez que destituya a Garzón: "Es un insulto a la inteligencia" | EFE

El presidente aragonés, el socialista Javier Lambán, ha criticado al ministro de Consumo, Alberto Garzón, por sus declaraciones en una entrevista en The Guardian, donde afirmó que las granjas de gran tamaño "contaminan el suelo, el agua y luego exportan esta carne de mala calidad de estos animales maltratados".

"Estas desgraciadas e insensatas declaraciones son una agresión directa a una parte importante de la economía aragonesa, que se esfuerza por ser competitiva y sostenible", afirma el presidente aragonés en un mensaje en su cuenta de Twitter. Y añade: "El que las hace no puede ser Ministro de España ni un día más. Es en sí mismo un insulto a la inteligencia".

Lambán se suma a las críticas del sector agrario, de responsables políticos de la oposición e incluso entre los internautas, que han aupado este asunto a la lista de las principales tendencias en la red social Twitter durante la jornada.

PP, Ciudadanos y Vox han criticado la entrevista de Garzón

La entrevista al ministro se publicó hace unos días, pero la polémica ha surgido después de que el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, criticase también en Twitter el "nuevo" ataque a los ganaderos desde el "Gobierno de España". El ministro contestó a ese tuit asegurando que en la entrevista incidía en que la ganadería extensiva practicada en zonas como "Asturias, parte de Castilla y León, Andalucía y Extremadura" sí es sostenible medioambientalmente.

También ha censurado a Garzón el líder del PP, Pablo Casado, el Grupo Parlamentario Ciudadanos y Vox. El pasado verano ya se levantó una polvareda política cuando el Ministerio de Consumo difundió una campaña que proponía comer menos carne por razones de salud y medioambientales.