Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Audiencia Provincial de Baleares

Jaume Matas, condenado a diez meses de prisión por el 'caso Son Espases'

La Audiencia Provincial de Baleares ha condenado al expresidente autonómico, Jaume Matas, a diez meses de cárcel y a otros diez de inhabilitación por el 'caso Son Espases'. En concreto por un delito de prevaricación continuada, otro de fraude a la Administración y otro de tráfico de influencias.

Agencias
 |  Madrid | 12/07/2019
El expresidente del Govern balear Jaume Matas

El expresidente del Govern balear Jaume Matas / EFE

Ante la Audiencia, Matas ya había reconocido haber cometido los delitos de prevaricación y fraude a la administración en el marco de esta causa pero no había aceptado el de tráfico de influencias. Ahora, la pena que era de cuatro meses, asciende a diez meses.

Así, la Sala considera que Matas está detrás de las actuaciones para manipular el concurso de adjudicación del centro hospitalario con el objetivo de beneficiar de manera ilícita a OHL; adjudicación que fue frustrada por su filtración a la prensa.

La sentencia subraya que "todo el proceso obedeció a la orden de hacer efectivo el deseo del presidente para que la concesión se adjudicara a OHL": "Todas las actuaciones descritas, tanto las que hacían avanzar en la adjudicación hacia OHL como aquellas otras, tras la filtración a la prensa, cuyo objetivo ya fuera tapar la maniobra o ya fuera conseguir que fuera exitosa, se realizaron con la conciencia de que se estaban ejecutando las órdenes del presidente Matas".

El escrito también indica que Matas "es poderoso, no tiene miedo y realiza actuaciones por su cuenta" y que, tal como sostiene la Fiscalía, "el tráfico de influencias fue pluridireccional": sobre el órgano de contratación, que era el director general del Ibsalut; sobre la decisión de la Mesa --no solo sobre la decisión final sino casi sobre el día a día de la misma--; sobre las valoraciones de Global PM, que fue la destinataria del sobre con las prescripciones técnicas que harían ganadora la oferta de OHL.

En concreto, se da también por probado que Matas, con "el único propósito de ostentar un control directo" sobre el desarrollo del procedimiento de adjudicación del concurso del Hospital y "garantizar su influencia", tanto sobre el curso del proceso, como sobre la valoración de las ofertas que se iban a presentar y procurarse la posibilidad de intervenir en su resultado, en marzo de 2006, decidió contratar a Global PM pues era de "plena confianza, ya que había prestado numerosos servicios de consultoría tanto al Govern como al Ayuntamiento de Palma".