INDULTOS EN ESPAÑA

Estos son los indultos concedidos por Aznar, Rajoy, Zapatero, Felipe González y el resto de gobiernos en España

Aunque su presencia en los medios hayan aumentado durante las últimas semanas, las medidas de gracia concedidas van más allá de las otorgadas a los presos del procés catalán. Repasamos algunos de los indultos más polémicos de las últimas legislaturas de la democracia española.

ondacero.es

Madrid | 22.06.2021 14:56 (Publicado 22.06.2021 12:42)

Aznar y Rajoy durante la entrega del Premio FAES a la Libertad
Aznar y Rajoy durante la entrega del Premio FAES a la Libertad | EFE (Archivo)

Los indultos han asaltado las portadas de medios durante las últimas semanas, desde que se habló de la posibilidad de que el Gobierno de España, dirigido por Pedro Sánchez, concediera esta medida de gracia a los presos independentistas condenados por el procés catalán. Hasta entonces, esta figura política del siglo XIX era una de las grandes olvidadas, a pesar de la importancia y la polémica que consiguió suscitar en pasadas legislaturas, durante los gobiernos de Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero o el propio Mariano Rajoy.

Aunque muchos indultos logran pasar desapercibidos, sí es cierto que hay algunos que logran captar una gran importancia mediática, especialmente por el peso político y social de los indultados, que van desde militares hasta exministros, pasando por el mítico expresidente de un equipo de fútbol español. Por ello, repasamos a continuación los 10.622 indultos concedidos en España desde 1996 y algunas de las medidas de gracia más polémicas que se han concedido durante la democracia española en cada uno de los Gobiernos.

Felipe González

Durante el mandato de Felipe González, según datos de Civio, se concedieron 5.944 indultos entre 1982 y 1996, es decir, una media de unos 425 indultos por año.

Algunos de los más llamativos de este período fueron el del expresidente cántabro del Partido Popular, Juan Hormaechea, condenado por malversación de caudales públicos, o el de Alfonso Armada, uno de los cabecillas del intento de Golpe de Estado del 23-F de 1981, condenado a 30 años de cárcel, y que apeló a esta medida para eliminar su sentencia, argumentando motivos de salud.

También fue protagonista tras recibir la medida de gracia el expresidente del Atlético de Madrid y exalcalde de Marbella, Jesús Gil y Gil, que lo llegó a recibir en dos ocasiones. La primera tuvo lugar durante el mandato de Francisco Franco, después de ser condenado por el homicidio involuntario de 58 personas, al hundirse un restaurante del que era propietario, mientras que la segunda sí fue decretada por Felipe González, tras una condena por estafa, evitando que Gil fuera a la cárcel por vender una parcela que estaba embargada.

José María Aznar

Por su parte, el expresidente del Partido Popular, Jose María Aznar, llegó a conceder 5.948 indultos –cuatro más que Felipe González– entre los años 1996 y 2004, llegando a ser el dirigente que más indultos firmó en sus años de mandato, con más de 700 al año. Además, el Ejecutivo de Aznar también ha sido el que más indultos ha dado a condenados por corrupción, llegando a los 139, doblando los de las legislaturas de José Luis Rodríguez Zapatero.

Entre sus 'perdones 'más polémicos está el de 10 de los 12 condenados por el secuestro de Segundo Marey en 1983 –los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL) lo confundieron con un dirigente de ETA, Mikel Lujua, y le tuvieron diez días encerrado. Algunos de los indultados por esta causa fueron un exministro del Interior, José Barrionuevo, y un exsecretario del Estado para la Seguridad, Rafael Vera, que formaron parte del Gobierno de Felipe González. Barrionuevo fue el primer exministro de la democracia que ingresó en prisión.

Asimismo, el Gobierno popular también concedió esta medida a Carlos Navarro, Luis Oliveró y Alberto Flores, condenados por el caso Filesa –un escándalo de financiación ilegal, a través de empresas, del PSOE a finales de los años 80, donde se inflaron contratos públicos a cambio de comisiones–, a los que rebajaron las penas a la mitad.

En el año 2000, otro de los otros indultados fue el juez Javier Gómez de Liaño, que procesó a Jesús de Polanco, Juan Luis Cebrián y a todo el Consejo de Administración de Sogecable por un presunto delito de apropiación indebida y, más tarde, fue condenado por un delito de prevaricación. Aznar lo otorgó a pesar de que el Tribunal Supremo desaconsejó la medida de gracia.

José Luis Rodríguez Zapatero

Los 'perdones' de José Luis Rodríguez Zapatero ascienden hasta los 3.381 indultos entre 2004 y 2011, algo menos de 500 al año, siendo el segundo que más medidas de gracia otorgó a los presos por corrupción –62 indultados–.

Uno de los más destacados fue el que concedió al banquero Alfredo Sáenz, exconsejero del Banco Santander, durante el último Consejo de Ministros antes de abandonar La Moncloa, en 2011. Sáenz había sido condenado a tres meses de arresto e inhabilitación por un delito de denuncia falsa, una medida que también contó con el informe desfavorable del Tribunal Supremo.

También se indultó en 2009 a José Antonio de la Hoz Uranga, condenado a ocho años de prisión por colaborar con ETA en el secuestro del industrial Andrés Gutiérrez Blanco, que permaneció 47 días secuestrada en un domicilio de Getxo hasta que su familia pagó 190 millones de pesetas.

Además, el Gobierno de Zapatero firmó un segundo indulto para Juan Hormaechea, después del concedido por Felipe González tras ser condenado por malversación de caudales públicos.

Mariano Rajoy

El último expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, llegó a indultar a 898 entre los años 2011 y 2018, cuando ejerció como jefe del Ejecutivo español. El exlíder popular solo indultó a 16 personas relacionadas con delitos de corrupción, siendo concedido el último de estos en 2017.

El más polémico de estos 'perdones' fue el que concedió a José Ramón Ramírez García y Miguel Ángel Sáez García, dos comandantes sanitarios condenados por el caso Yak-42 –un accidente aéreo en el que murieron 62 militares en 2003–. Ambos fueron inhabilitados por falsear la identidad de la mitad de los fallecidos en este accidente, aunque gracias al indulto sortearon los 18 meses de prisión y un año de inhabilitación especial.

Además, en 2012, el Consejo de Ministros sustituyó por sendas multas las penas de prisión impuestas al ex secretario general del Departamento de Trabajo de la Generalitat Josep Maria Servitje y a Víctor Manuel Lorenzo Acuña, empresario de UDC y ex cuñado del dirigente Josep Sánchez Llibre. Ambos habían sido condenados por desviar fondos del Departamento de Trabajo, en el conocido como "caso Treball".

Por su parte, Rajoy también rechazó el indulto para dos exdirigentes regionales, el exalcalde de Marbella, Julián Muñoz, condenado a siete años de prisión y diez inhabilitación absoluta por malversación de caudales públicos en el caso Minutas, y Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón, condenado a cuatro años de cárcel por defraudar a Hacienda.

Pedro Sánchez

Pedro Sánchez es, hasta el momento, el presidente de la democracia española que menos indultos ha concedido, siendo solo 70 indultados, la mayoría por delitos contra el patrimonio. Sin embargo, su Gobierno rompió en 2019 la tendencia descendente de la concesión de las medidas de gracia, llegando hasta los 40 indultados, más del doble que el año anterior, según datos de Civio. Además, el Gobierno concedió 30 indultos en 2020 pese al parón administrativo por la crisis sanitaria, incluyendo el caso de un exalcalde del PSOE y otro del primer condenado a cárcel por gases de efecto invernadero.

Ahora, Sánchez se enfrenta a la opinión pública para aprobar este martes en Consejo de Ministros los indultos a los presos independentistas, una medida con la que gran parte de la sociedad española no está de acuerdo.