INDIGNACIÓN EN LA RED

Indignación en las redes por los errores y faltas en la carta que Pedro Sánchez envió al rey de Marruecos

La carta que Pedro Sánchez envió a Mohamed VI ha indignado a muchos autores por la cantidad de errores que hay en su texto.

ondacero.es

Madrid | 24.03.2022 10:51

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. / Efe
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. | Efe

Marruecos hizo público que Pedro Sánchez envió una carta a Mohamed VI para dar el visto bueno a su postura sobre el Sáhara, aunque hasta este miércoles no se difundió dicho escrito.

Un texto que no solo ha levantado polémica por su contenido y el giro que ha tomado el Gobierno sobre el Sáhara, sino por su texto en sí. La carta está plagada de errores, lo que ha indignado a muchos autores y ha generado muchos comentarios en redes sociales.

Varios usuarios han sacado a la luz dichas faltas, desde erratas hasta fallos sintácticos y una redacción muy cuestionada para tratarse de una carta diplomática por parte del Gobierno de España.

Albares, de ministro de Asuntos Exteriores a "Asuntos Europeos"

Uno de los errores más llamativos es el de José Manuel Albares, al que se le cita como ministro de Asuntos Europeos, Unión Europea y Coordinación, cuando es ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Coordinación.

La carta ha provocado que varios autores se pronuncien al respecto, como es el caso de Arturo Pérez-Reverte: "No me extraña que hayan tardado en hacerla pública. Avergüenza comprobar con qué infames sintaxis y ortografía redacta una carta el Gobierno de España".

El texto también ha sido objeto de debate en Onda Cero. Carlos Alsina ha destacado en su monólogo la "pésima redacción, chapuza sintáctica y un español maltratado que habrá sacudido los cimientos del Instituto Cervantes de Rabat".

Por otra parte, Toni Bolaño ha asegurado en 'Más de uno' que los errores podrían deberse a la persona que haya escrito la carta, no a un traductor mal usado como apuntaban fuentes de Moncloa. Bolaño señala hacia el Gobierno o la "exvicepresidencia" más que al propio Ministerio de Asuntos Exteriores.