Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

El Gobierno cifra en 18.000 los asistentes, los convocantes en 120.000

Miles de personas protestan en Madrid contra el juicio al 'procés'

Los convocantes, que esperaban 50.000 manifestantes, han cifrado en 120.000 los asistentes. En torno a las 19.30 horas, la Delegación del Gobierno ha señalado que han sido 18.000 los participantes, de acuerdo a los datos policiales.

Agencias | Madrid
| 16/03/2019

El president catalán Quim Torra, el expresidente de la Generalitat de Cataluña Artur Mas y la mitad del Govern, participan en la manifestación que entidades independentistas catalanas y diferentes colectivos proconsultas han organizado este sábado en Madrid para protestar por el juicio que se celebra en el Tribunal Supremo a los líderes del 'procés' independentista.

Torra ha accedido a las 17.20 horas a la cabecera de la manifestación independentista en Madrid que arranca en la Plaza de la Lealtad. En un ambiente festivo y sin incidentes, la previa ha estado marcada por los gritos pidiendo libertad para los políticos juzgados en el Tribunal Supremo y las banderas 'esteladas' y lazos amarillos.

Una decena de alcaldes independentistas han cantado vara en mano a las 17.00 horas el himno del Segadors en el edificio de la Bolsa y luego han recibido el aplauso de las cientos de personas que se amontonaban en la cabecera de la manifestación, que lleva por lema 'La autodeterminación no es delito. Democracia es decidir'. En otra pancarta se podía leer: "Venimos a despedirnos".

También han asistido a la manifestación abogados luciendo la toga negra característica de este colectivo, entre ellos Gonzalo Boyé, que defiende al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. Una de las plataformas que más ha aplausos ha recibido a su llegada al centro de la capital ha sido el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT).

La cabecera recorrerá apenas 500 metros entre la Plaza de la Lealtad y la Plaza de Cibeles, donde se ha levantado un escenario y dispuesto una potente megafonía que, en la previa, dio la "bienvenida a Madrid" y reproducía música.

En una tarde con 25 grados de temperatura, la mayoría de la terrazas de bares cercanos al recorrido estaban ocupadas por manifestantes, que también aprovecharon para fotografiarse junto a monumentos emblemáticos como la Puerta de Alcalá o la diosa Cibeles.

Unos 500 policías velarán por la seguridad de la manifestación en Madrid, según fuentes policiales. Las calles adyacentes al Paseo de Recoletos se encontraban valladas y acordonadas por agentes de la Policía Municipal y de la Policía Nacional. El helicóptero de este segundo cuerpo también sobrevolaba la manifestación.

Preguntados algunos asistentes a la manifestación han señalado que no han tenido incidentes relevantes en la previa. Tan sólo un grupo ha comentado que una señora mayor les ha hecho una 'peineta' y les ha gritado "golpistas" por una calle cercana al parque de El Retiro.

Por la mañana, la Policía detuvo a Jordi Alemany, secretario general de la ANC, por un incidente al tratar de quitar una bandera en una contramanifestación. El arresto se produjo al comprobar los agentes que un juzgado de Girona había ordenado su detención porque no compareció en la investigación sobre una acción de los CDR en el aniversario del 1-O.