Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

DAESH REIVINDICA EL ATENTADO

Aumentan a 16 los muertos y 130 heridos en los atentados de Barcelona y Cambrils

Un total de 16 personas han muerto en los atentados de Barcelona y Cambrils cuya autoría ha asumido el Daesh. La última víctima es una mujer alemana de 51 años que se encontraba en estado crítico. El primer atentado sucedió por la tarde cuando una furgoneta arrolló a centenares de personas en Las Ramblas de Barcelona causando 13 muertos y 130 heridos. El segundo tuvo lugar en Cambrils cuando otro vehículo arrolló a una multitud dejando una mujer muerta y cinco heridos. Los ocupantes del vehículo, cinco terroristas, fueron abatidos por los Mossos d'Esquadra.

Agencias | Madrid
| 17/08/2017
Ambulancias y efectivos de la policía acordonan la zona del atentado

Ambulancias y efectivos de la policía acordonan la zona del atentado / EFE

Sobre las cinco de la tarde del jueves, una furgoneta de color blanco entró "haciendo eses", según un testigo de los hechos, en las Ramblas de Barcelona y ha atropellado a centenares de personas. "He visto salir volando a varias personas", ha añadido el testigo, un taxista de la capital catalana.

Testigo: "La furgoneta entró haciendo eses, vi salir volando a varias personas"

Esa furgoneta blanca, de la marca Fiat, fue interceptada, pero no así el conductor, quien supuestamente escapó. Las fuerzas de seguridad están buscando a Moussa Oukabir, un joven de 17 años como presunto autor del atropello masivo en Las Ramblas. Inicialmente se había informado de que un joven de origen magrebí llamado Driss Oukabir había alquilado la furgoneta, pero el propio joven habría acudido a la comisaría de Ripoll a denunciar el robo de su documentación al ver su fotografía en los medios y permanece detenido.

Minutos después, los Mossos d'Esquadra confirmaron que el atropello era un atentado terrorista y por megafonía instaron a la gente a resguardarse en sus casas o en los comercios cercanos, a los que pidieron cerrar las puertas. Se activó el protocolo de seguridad en diferentes perímetros.

Se busca a Moussa Oukabir, un joven de 17

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se mantuvo en contacto telefónico permanente con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

Poco después del atropello, los Mossos informaron de que una segunda furgoneta había sido alquilada y comenzaron su búsqueda, encontrándola en la localidad barcelonesa de Vic. En ese segundo vehículo no hallaron explosivos y, por tanto, no representó ningún peligro. Pudo servir para que uno de los autores del atentado huyese.

Ante la gravedad de los hechos, la Generalitat convocó de urgencia una reunión para realizar un seguimiento de las consecuencias del atentado, a la que asistieron Carles Puigdemont, Ada Colau y Enric Millo, delegado del Gobierno en la comunidad.

La Audiencia Nacional abre una investigación

El conseller de Interior de la Generalitat, Joaquim Forn, confirmó que el número de víctimas ascendía a 13 al tiempo que la Audiencia Nacional abría diligencias para esclarecer los hechos.

El grupo yihadista Daesh se atribuyó la autoría del ataque, mientras el Rey Felipe VI, a través de un mensaje de Twitter condenaba el brutar ataque, "son unos asesinos, simplemente unos criminales que no nos van a aterrorizar".

Rey Felipe VI: "Son unos asesinos, simplemente unos criminales"

Esa misma tarde, un vehículo se saltó un control de los Mossos en la avenida Diagonal embistiendo a una agente. Al principio se informó de que el ocupante había podido ser abatido por los Mossos, pero finalmente se ha comprobado que el hombre falleció por heridas de arma blanca.

Según han informado las fuerzas de seguridad, el hombre no tendría relación con el atentado, pero se investiga la posibilidad de que no condujese el vehículo y que el conductor pudiera ser el autor del atropello.

Por la noche, los Mossos d'Esquadra informaron de la detención de dos sospechosos por su relación con el atentado y Carles Puigdemont compareció ante la prensa para condenar el ataque, acompañado por Oriol Junqueras y Ada Colau.

Los atentados, relacionados con una explosión en Alcanar

A última hora de la noche, las fuerzas de seguridad vincularon el atentado cometido en Las Ramblas con la explosión de Alcanar (Tarragona) la madrugada anterior. La explosión causó un muerto y siete heridos y, en un principio, se informó de que podría estar relacionada con una explosión de gas, pero al parecer se habría producido al manipular, uno de los terroristas, un explosivo que pensaban utilizar para cometer un atentado.

Mariano Rajoy: "Juntos se vencerá una vez más al terrorismo"

El Gobierno decretó tres días de luto oficial, que se suma al decretado por la Generalitat en toda Cataluña. Al mismo tiempo, Mariano Rajoy apeló a la "unidad institucional" desde su convencimiento de que "juntos se vencerá una vez más al terrorismo".

Horas después, un grupo de Mossos d'Esquadra abatieron a cinco terroristas que atentaron en Cambrils (Tarragona) tras arrollar con un vehículo un grupo de personas dejando varios heridos, entre ellos, un Mosso.

Cinco terroristas abatidos en un nuevo atentado en Cambrils

Una mujer estaba en estado crítico y finalmente ha fallecido este viernes por la mañana en el Hospital Joan XXIII de Tarragona, lo que eleva a 14 el número de muertos en los ataques en Cataluña.

En su cuenta de Twitter, los Mossos d'Esquadra han informado de la detención de dos personas más, lo que haría ascender el número de detenidos a cuatro.

A las 12.00 horas, los ciudadanos de Barcelona, con el Rey Felipe VI a la cabeza se han congregado en la Plaza de Cataluña para guardar un minuto de silencio en homenaje a las víctimas.

Víctimas de los atentados

Francisco López Rodríguez, granadino de 57 años que emigró en los 60 a Cataluña. Falleció junto a su sobrino nieto de tres años en el atropello de Las Ramblas mientras paseaba con su mujer, la madre del niño y otra menor.

Ana María Suárez, zaragozana de 67 años, murió en el atentado de Cambrils cuando paseaba con su marido y su hermana que resultaron heridos de gravedad.

Pepita Codina, vecina de Sant Hipòlit de Voltregà, de 75 años. Paseaba con su hija por Las Ramblas, quien a su vez resultó herida.

Silvina Pereyra, con doble nacionalidad española y argentina de 40 años. Vivía en España desde hace una década y trabajaba de noche limpiando paradas del mercado de La Boquería.

Pau Pérez, ingeniero de 34 años y vecino de Vilafranca del Pendès, a quien el conductor de la furgoneta Younes Abouyaaqoub, acuchilló en su huida para robarle el coche.

Elke Vanbockrijck, de profesión militar y 44 años, se encontraba pasando unos días en España con su marido y sus dos hijos, de 11 y 14 años, que resultaron ilesos.

Luca Russo, ingeniero de 25 años nacido en Bassano del Grappa, se encontraba en Barcelona junto con su novia que resultó herida.

Bruno Gulotta, de 35 años. Se encontraba en Las Ramblas de vacaciones con su mujer y sus dos hijos de 6 años y 11 meses.

Carmen Lopardo, de 80 años, de ascendencia italiana y residente en Argentina desde hace más de 60 años.

Jared Tucker, estadounidense de 43 años. Se hallaba con su esposa de quien se separó momentos antes del atentado en Las Ramblas mientras ella compraba en una tienda de regalos.

Ian Moore Wilson, canadiense, se encontraba junto a su mujer paseando por Las Ramblas disfrutando de su jubilación. Su hija confirmó su muerte.

Julian Cadman, el niño de 7 años de doble nacionalidad (australiana-británica) al que en principio se dio por desaparecido y quien estaba con su madre en Las Ramblas. La mujer también resultó herida de gravedad.

María de Lurdes Ribeiro, de 74 años, y su nieta María Correia, de 20. Acababan de llegar a Barcelona para pasar juntas una semana de vacaciones cuando les sorprendió el atropello en Las Ramblas.

Una mujer alemana de 51 años, aún se desconoce su nombre, herida en el atropello de la Rambla. Murió en el Hospital del Mar de la ciudad condal.