METEOROLOGÍA

Euskadi activa la fase de alerta ante el riesgo de inundaciones

El Gobierno de Euskadi ha activado la fase de alerta del Plan de Emergencias ante el riesgo de inundaciones por la actual situación de los ríos del País Vasco y las previsiones de lluvias persistentes para las próximas horas.

ondacero.es

Madrid | 28.11.2021 13:38

Una mujer con un paraguas
Una mujer con un paraguas | EFE

La borrasca Arwen ha dejado días de frío, nieve y lluvia en gran parte del país. En Eusakadi, la gran cantidad de agua caída en las últimas horas ha obligado al Gobierno Vasco a activar la fase de alerta del Plan de Emergencias ante el riesgo de inundaciones.

Según ha informado el Ejecutivo Vasco en una nota de prensa, esta fase de alerta implica, entre otras acciones, el seguimiento continuo e "intensivo" de la evolución meteorológica, así como de la situación de los cauces de los ríos por parte de la Agencia Vasca del Agua (URA), de Euskalmet y de las tres diputaciones forales.

Alerta por nieve y lluvia

Asimismo, continúa activa la alerta naranja que se decretó este sábado, 28 de noviembre, por riesgo de nieve en el interior de Euskadi. Este domingo la cota de nieve irá en aumento tras una jornada en la que se ha situado en los 600 e incluso 500 metros sobre el nivel del mar y en la que, de manera ocasional, ha nevado en puntos todavía más bajos.

No obstante, el hecho que que la cota de nieve haya aumentado, favorece el deshielo y, en consecuencia, aumenta el riesgo de inundaciones, motivo por el que el Gobierno Vasco ha recurrido a la activación de esta alerta amarilla por riesgo de lluvias persistentes, especialmente en la vertiente cantábrica. Además, cabe destacar que a partir de las 15:00 horas, este aviso amarillo tornará a naranja hasta las 9:00 horas del próximo lunes, pues se espera que se pueden acumular más de 60 u 80 litros por metro cuadrado en 24 horas.

El mal tiempo de Arwen también tendrá consecuencias en la costa donde, desde el sábado, continúa activo un aviso amarillo para la navegación debido a que las olas podrían alcanzar los 4 o 5 metros, aunque su altura empezará a remitir a partir de las 15:00 horas de este domingo, momento en el que se desactivará la alerta. En cualquier caso, es posible que las olas lleguen a rebasar los 3 metros de altitud.

Las incidencias de la borrasca Arwen

Las precipitaciones máximas acumuladas entre las 00:00 horas y las 11:00 horas del sábado llegaron a los 39,8 litros por metro cuadrado en Ameraun (Gipuzkoa) y a los 36,9 litros en Balmaseda (Bizkaia). Además, la boya del puerto de Pasaia registró olas de hasta 4,35 metros.

En lo que a la situación de las carreteras vascas respecta, cabe destacar que este sábado la nieve obligó a cerrar completamente al tráfico la autovía A-15 que une Gipuzkoa y Navarra en su tramo guipuzcoano: desde el enlace de Andoain hasta el enlace de Berastegi. Aunque el resto de la red principal sí está abierta al tráfico, se pide precaución para circular por la A-1 entre Álava, Navarra y La Rioja, entre otros puntos.

Por otro lado, continúa cerrado el puerto alavés de Opakua y se necesitan cadenas en los de Herrera y Orduña, todos en la red secundaria. En otros altos de este territorio se reclama precaución por la nieve, entre ellos en Zaldiaran, Vitoria, Bernedo y Barrerilla.