Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Elecciones en Andalucía

Errejón se desmarca de la "alerta antifascista" de Iglesias sobre Vox y pide hacer autocrítica

El candidato de Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Íñigo Errejón, ha evitado respaldar expresamente el discurso de la dirección estatal y el llamamiento a la "alerta antifascista" de Pablo Iglesias para frenar a Vox y ha llamado a la "humildad y la autocrítica" tras las elecciones andaluzas.

EFE | Madrid | 05/12/2018

El candidato de Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Íñigo Errejón

El candidato de Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Íñigo Errejón / EFE

Errejón ha participado este miércoles en un encuentro informativo organizado por Vanity Fair, en el que ha puesto sobre la mesa sus ya conocidas recetas para que Podemos se levante como una fuerza que demuestre su utilidad a los ciudadanos y "no deje a nadie atrás".

Llamamiento mítico de las tesis "errejonistas" que perdieron en la asamblea de Vistalegre II frente al "pablismo" y que ahora el candidato a la Comunidad de Madrid recupera como necesarias para que la ciudadanía perciba que Podemos ofrece "certezas" y "seguridad".

En su opinión, todo parece indicar que las fuerzas conservadoras que estaban en un partido ahora tienen tres y su voto se ha escindido, le preocupa que entre ellos compitan por ver quien es el más extremista, pero cree que Vox es "un síntoma, pero no el mal".

"No hay cuatrocientos mil andaluces fascistas", ha asegurado.

Desde esa creencia apela a "tener humildad y escuchar" para enfrentar las causas que, a su juicio, tienen mucho que ver con el "malestar" y el "hartazgo" de la ciudadanía que no ha percibido alternativas progresistas y se ha quedado en casa "huérfana de referentes".

"No se puede salir culpando a otros del trabajo que no se ha hecho bien", ha subrayado y ha añadido: "Las cosas se tienen que hacer mejor, no dividir, escuchar con más humildad y hablarle a todos no solo a los convencidos" para que no se instale la desconfianza y el desconcierto.

Para que no avancen las fuerzas reaccionarias, "hay que hacer las cosas bien", ha recalcado. "No hay que regañarles, hay que mejorar", ha afirmado de nuevo, convencido de que la "pelota sigue estando en el tejado" de Podemos.

Pone como ejemplo el Ayuntamiento de Madrid que gobierna Manuela Carmena con un proyecto que los ciudadanos perciben útil y apela a "redoblar esfuerzos".

Errejón ha defendido, sin embargo, la campaña de Teresa Rodríguez. Cree que de no haber sido tan "buena" los resultados "hubieran sido peores" y, ante la opción de revisar la alianza con IU, pide "reflexionar más allá de la siglas o las sopas de letras" y analizar qué se tiene que hacer para mirar hacia delante.

Y no apunta culpas o responsabilidades: "Doctores tiene la Iglesia que se ocupen de ese análisis, yo ahora me propongo construir una mayoría nueva, no con quienes piensan como uno, sino ampliándola".

A propósito de las movilizaciones tras las elecciones andaluzas también ha sido lo suficientemente claro: "La gente tiene derecho a votar lo que quiera", y no ha descartado que haya gente que haya votado a Vox a quienes Podemos pueda convencer.

Errejón apunta que es posible que PP, Cs y Vox se pueden entender para formar gobierno en Andalucía y reconoce que él no tendría esos socios, pero insiste en que lo que hay que enfrentar es el "caldo de cultivo" donde después puede "anidar el miedo".

Su opinión es que tienen que dirigirse al conjunto de demócratas "escandalizados y asustados" por la posibilidad de que las políticas del odio, la inseguridad y el egoísmo" calen en España y estudiar "cómo levantar un proyecto que una más y no divida más".

Y para ello, enfatiza: "Necesitamos los presupuestos para demostrar en la práctica y en las leyes que las cosas se pueden hacer de otra forma".

Tampoco ha dado un respaldo directo al proceso de primarias para ratificar a Iglesias como candidato a La Moncloa que ha convocado su partido, pero sí ha expresado su deseo de que se hiciera un "mayor esfuerzo en mirar hacia fuera", y no para "pensar en lógicas internas" que aunque puedan ser necesarias no garantizan la aprobación del electorado.

"Cuando se mira demasiado hacia dentro a veces se pierde la perspectiva", ha apuntado tras desmarcarse también de las decisiones de su partido al haber suspendido a la portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, quien -ha dicho- "no es sólo una de las fundadoras" de Podemos sino también "parte de su corazón inicial".

"Para mí siempre será una compañera esencial para el proyecto del cambio político", ha abundado.

Según Errejón, los partidos deben aprender a "no vivir las discrepancias como agresiones" y ser capaces de mirar adelante contando siempre con los mejores", no encerrarse en un "caparazón" que les distancia de la sociedad y no "premiar la lealtad" antes que el mérito".