Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

ELECCIONES GENERALES

La Delegación del Gobierno confirma a la JEC que ya no se exhiben los lazos amarillos en los edificios de la Generalitat

La Delegación del Gobierno en Cataluña ha enviado este viernes a la Junta Electoral Central (JEC) un informe que concluye que, una vez expirado el plazo, ya no se exhiben lazos amarillos en los principales edificios de la Generalitat.

EFE
 |  Madrid | 04/10/2019

A las 15:00 horas ha terminado el plazo dado por la JEC al presidente catalán, Quim Torra, para retirar los lazos amarillos y otros símbolos "partidistas", sin que se observe presencia de ellos en los principales edificios de la Generalitat.

Un extremo que ha confirmado la Delegación del Gobierno, según fuentes de este organismo consultadas por Efe, que han indicado que ya se ha enviado un informe con fotografías a la JEC, como lo había pedido este organismo electoral.

En concreto, la Delegación ha recabado información respecto al Palau de la Generalitat, las sedes de los departamentos del gobierno catalán y las delegaciones territoriales.

Y ha llegado a la conclusión que, a las 15 horas, ya "no se exhibían" ni lazos amarillos ni símbolos que contravengan la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG).

La Delegación, dirigida por Teresa Cunillera, ha informado a la JEC de que en el balcón del Palau de la Generalitat solo está colgada una pancarta alusiva a la libertad de opinión y expresión, que es la que se exhibió el 27 de septiembre tras retirar la relativa a "presos políticos y exiliados".

Pese a que ya no se exhiben lazos amarillos, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha presentado este viernes un recurso de reposición ante la JEC en el que pide que suspenda la orden de retirar de esos y otros símbolos considerados "partidistas".