Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Caso Palau

La defensa de Fèlix Millet acusa al Palau de la Música de "encubrir" a CDC

La defensa de Fèlix Millet ha cargado contra las "draconianas" penas que la Fundación y el Consorcio del Palau de la Música piden para los exresponsables de la entidad cultural, mientras, a su parecer, "encubren" la presunta financiación ilícita de CDC a través de la institución.

EFE | Madrid
| 06/06/2017
El expresidente del Palau de la Música, Félix Millet (i), junto al exdirector administrativo del Palau de la Música, Jordi Montull

El expresidente del Palau de la Música, Félix Millet (i), junto al exdirector administrativo del Palau de la Música, Jordi Montull / EFE

Ante la Sección décima de la Audiencia de Barcelona que juzga el expolio han expuesto hoy sus informes las defensas de los exresponsables de la entidad Fèlix Millet y Jordi Montull, así como de la hija de éste, Gemma, exdirectora financiera de la institución cultural.

Las defensas de los tres principales acusados, que han logrado que el fiscal les redujera su petición de pena tras delatar a CDC por cobrar presuntamente comisiones ilícitas de la constructora Ferrovial, han denunciado su "linchamiento" público y han arremetido contra las acusaciones particular y popular por las elevadas penas que solicitan para los que dirigieran el Palau de la Música.

La Fundación del Palau de la Música y su presidenta, Mariona Carulla, que era vicepresidenta de la institución cuando se perpetró el expolio, han sido el blanco de las críticas del abogado de Millet, Abraham Castro, que ha reprochado que las acusaciones hayan "venido ignorando, cuando no encubriendo, una parte de los hechos confesados" por los acusados.

"No me refiero ni al Palau ni a la Abogacía del Estado ni a la Federación de Vecinos, pero los demás calladitos en este tema", ha insistido el abogado, que ha dejado claro así que el objeto de sus comentarios era la Fundación y el Consorcio, que piden, respectivamente, penas de 81 y 21 años para los exresponsables de la entidad cultural, sin acusar a CDC de lucrarse a través del expolio.

En una reunión forzada por el Ayuntamiento de Barcelona, el Consorcio, que integra a las administraciones que nutren de subvenciones al Palau, acordó el pasado 23 de mayo modificar sus conclusiones definitivas del juicio para acusar a CDC de lucrarse mediante el saqueo del Palau, pero la Audiencia de Barcelona rechazó admitir el nuevo escrito, por considerar que estaba fuera de plazo y podría provocar la nulidad del proceso.

Castro ha arremetido en sus informes contra la línea mantenida por la Fundación del Palau de la Música y se ha extrañado de que esta acusación particular pida penas "draconianas" para Millet y Montull cuando los actuales responsables de la entidad "están implicados hasta las trancas".

El letrado ha afeado además a la Fundación que exija a su cliente el dinero que supuestamente CDC recibió en comisiones ilegales de la constructora Ferrovial a través del Palau de la Música: "¿De verdad puede venir aquí el Palau a decir que no sabe cuál es el origen ilícito del dinero?", se ha preguntado Castro.

Evocando las palabras que hace unos días le dirigiera un compañero abogado, Castro ha apuntado que tal vez el problema de la defensa de Millet es que haya "confesado demasiado. Y eso algunas acusaciones no lo van a perdonar", ha añadido.

Abraham Castro, que ha pedido el indulto parcial de la condena que se imponga a Millet, ha terminado sus informes aludiendo al ladrón arrepentido Dimas, que fue crucificado junto a Jesucristo y que, ha recordado, se convirtió después en santo, pese a que ni siquiera había devuelto un duro de lo que había robado.

En una línea que después han secundado las defensas de los Montull, el abogado de Millet ha denunciado el "arresto domiciliario" al que, a su parecer, se ha visto abocado el expresidente del Palau tras confesar que desvió fondos de la entidad, hasta el punto de tener que abandonar restaurantes por las quejas de clientes.

Por su parte, el abogado Jordi Pina, defensor de Jordi Montull, ha lamentado el "alud público de linchamiento" del que su cliente ha sido víctima, junto a Fèlix Millet, desde que en 2009 confesó el saqueo de la entidad cultural y se refugió en su casa.

Pina ha defendido el acuerdo parcial alcanzado por Montull con el fiscal, que le ha rebajado a 10 años y 10 meses de cárcel la petición de 27 que solicitaba inicialmente, aunque ha reconocido que para él ha sido "extraño" y "complicado", porque no está acostumbrado a que un cliente se "rinda" ante el tribunal "desde el minuto uno de partido".

Asimismo, el letrado ha cargado contra la Abogacía del Estado, que acusa a los exresponsables del Palau de fraude fiscal, y ha comparado su actitud en este caso con la de la presunta evasión de impuestos atribuida al internacional del Real Madrid Cristiano Ronaldo: "Si Millet fuera futbolista y Montull tuviera nombre de folclórica, yo no estaría aquí defendiéndoles", ha apuntado.

El último informe de la sesión de hoy ha sido el de Jorge Navarro, abogado de Gemma Montull, con quien la Fiscalía pactó rebajar su pena a tres años de cárcel -uno de ellos sustituible por multa- a cambio de que delatara a CDC ante el tribunal.

Tras sacarse del bolsillo tres piezas de ajedrez, un rey, un alfil y un peón, Navarro ha afirmado que entre los dos primeros "no se sabe quién es quién", pero ha atribuido a Gemma Montull el papel más subalterno, ya que en su opinión "no fue autora ni coautora y, si hubiera sido cooperadora, habría sido la cooperadora boba".