Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

"LA INSOLIDARIDAD DEBE TENER RESPUESTA RELEVANTE"

El Gobierno asegura que ya hay condenas en el ámbito penal por desobediencia a los agentes

Grande-Marlaska ha afirmado que hay 926 detenciones y 102.000 denuncias ante algunos comportamientos de ciudadanos durante el estado de alarma. "La insolidaridad es importante y tiene que tener una respuesta también relevante".

ondacero.es
  Madrid | 24/03/2020
Fernando Grande-Marlaska

Fernando Grande-Marlaska / EFE

Fernando Grande-Marlaska y Reyes Maroto han comparecido en Moncloa para explicar la última hora de la crisis del coronavirus en España. El ministro del Interior ha destacado el comportamiento "insolidario" de ciertas personas y ha afirmado que ya hay condenas penales por desobediencias a agentes de la autoridad.

"Hasta el día de hoy se han practicado 926 detenciones y 102.000 denuncias ante esos comportamientos insolidarios que son de una minoría de la sociedad, la mayoría está comprometida", ha comentado Grande-Marlaska, que ha añadido que esa "insolidaridad" debe tener "una respuesta relevante".

El ministro del Interior también ha confirmado que tres pacientes abandonaron el hospital en el que se encontraban ingresados: "Tres pacientes abandonaron, de forma indebida, negligente e imprudente, su hospitalización. Dos en Leganés y uno en Benidorm; los tres han sido reingresados".

Por otra parte, Reyes Maroto ha comentado que están abiertas líneas de trabajo para poner en marcha "producción a gran escala de mascarillas, batas desechables, geles hidroalcohólicos, electroválvulas y respiradores".

Seguro que te interesa...

Coronavirus en España: 39.673 contagiados en total, 2.696 muertos y 3.794 curados

¿Por qué España no puede cerrarse completamente como ocurrió en China?

El plan del Gobierno para reducir las medidas cuando baje la ola de contagios por coronavirus