Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Niega irregularidades en las gestiones del bufete

El cerebro del bufete Nummaria: "Imanol Arias y Ana Duato estaban al corriente con Hacienda"

Fernando Peña, presunto "cerebro" del despacho de abogados Nummaria, ha afirmado este miércoles al juez que los actores, Imanol Arias y Ana Duato, estaban al corriente con Hacienda y ha negado cualquier irregularidad en las gestiones de este bufete, investigado por un fraude fiscal de 15 millones de euros.

EFE | Madrid | 18/05/2016

Imanol Arias y Ana Duato

Imanol Arias y Ana Duato / EFE

Según han informado fuentes jurídicas, Peña, inspector de Hacienda, ha declarado hoy ante el magistrado de la Audiencia Nacional Ismael Moreno que no entendía por qué la pareja en la ficción de la serie "Cuéntame" están imputados en esta investigación, ya que ambos están al día con la Agencia Tributaria.

Peña, que solo ha querido contestar a las preguntas de su abogado, José Ramón García, ha afirmado además que todas las operaciones que hacía el despacho Nummaria eran legales y no perseguían cometer delito fiscal.

El investigado ha explicado que no contestaría a las preguntas del juez o la fiscal porque le faltaba documentación para ello, aunque se ha comprometido a colaborar aportando información a la investigación.

Ha acudido a la Audiencia Nacional vestido con chaqueta y sombrero y a su salida no ha querido hacer declaraciones a los medios de comunicación que le esperaban.

Peña ha abierto hoy la ronda de interrogatorios a los responsables del bufete, que continuará en varios días de este mes.

Se trata del único de los cuatro responsables del despacho que, por encontrarse fuera de España, no pudo ser detenido en la operación que desplegó el juez Moreno el pasado 27 de abril para registrar la sede del llamado Grupo Nummaria, situado en la calle Juan Bravo de Madrid.

Cuando la actriz Ana Duato acudió a recoger en la Audiencia Nacional el auto de admisión de la querella de la Fiscalía Anticorrupción por estos hechos dijo sentirse "muy traicionada" y "engañada" por Peña, que acaba de renunciar a su puesto de secretario de la Academia de Televisión.

Tras la comparecencia de Peña, el magistrado tiene previsto interrogar el próximo viernes a Francisco Javier Gómez Gutiérrez, y la siguiente semana cerrarán esta primera ronda con otros dos investigados: José Luis Álvarez García (26 de mayo) y Pedro Mena Regodón (27 de mayo).

La Fiscalía considera a los cuatro responsables del despacho, ya que, según un informe de la Agencia Tributaria, son "administradores y autorizados en cuentas de las principales entidades del grupo Nummaria".

Los cuatro figuran en la querella presentada por Anticorrupción contra 34 personas y 12 sociedades por delitos de insolvencia punible (alzamiento de bienes), blanqueo de capitales y delitos fiscales.

En la querella se detalla que, según cálculos iniciales de la Agencia Tributaria, el actor cometió un fraude de 2.188.712 euros a Hacienda entre 2010 y 2014, mientras que Ana Duato defraudó supuestamente 794.388 euros.

Los actores defraudaron casi 3 millones a través de un sistema creado por Nummaria valiéndose de las llamadas Agrupaciones Europeas de Interés Económico (AEIE), un tipo de empresas ideadas por la Unión Europea que se asemeja a las Uniones Temporales de Empresas (UTE) españolas.

Se trata de la alianza de un conjunto de empresas de diferentes países para llevar a cabo un proyecto común. En este caso, Nummaria usó empresas en el Reino Unido que se aliaban con sociedades españolas de los querellados formando una AEIE fraudulenta.

La realidad es que las empresas españolas aportaban todo el capital a la AEIE y las inglesas no aportaban nada, pero luego los "beneficios" de una actividad que no existía se repartían en torno a un 80 % para la empresa del Reino Unido y un 20 % para la española, consiguiendo así evadir impuestos en España.

El despacho usó para el fraude 104 sociedades inglesas que comparten domicilios en Londres y administradores, entre ellos un costarricense, Bernal Zamora Arce, que está vinculado "a diversos casos de corrupción, incluida la conocida como trama Púnica", según la querella.