Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Mauris in nibh bibendum leo pretium pretium

Lorem Ipsum es simplemente el texto de relleno de las imprentas y archivos de texto. Lorem Ipsum.

El presidente extremeño no descarta dimitir: 'No voy a dejar que ganen los malos'

ondacero.es | Madrid  | Actualizado el 04/09/2013 a las 12:15 horas

Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación del PP, ha querido explicar que no existe ninguna investigación sobre su persona, "sino contra el instituto de la universidad pública de mi máster". "Esto es humillante y absolutamente falso", subraya.

"Esto no es una acusación que vaya contra mí, sino contra el prestigio de la universidad", ha explicado en una entrevista en Espejo Público, donde ha añadido que "es una acusación que no va contra mi carrera política, va a machacar mi prestigio profesional".

"En toda mi carrera política, jamás se me ha acusado de ninguna irregularidad, de ninguna ilegalidad, de ninguna prevaricación. Lo han tomado contra mi currículum", indica Casado, y se pregunta, "¿tanto poder tiene un veinteañero para que le regalen una carrera universitaria en la Complutense, un máster en la Rey Juan Carlos, un curso ejecutivo de Georgetown, otro de Harvard?".

Dice que es una "casualidad" que se hable de todo esto ahora que su nombre ha surgido como posible candidato a presidir el Ayuntamiento de Madrid. "Lo que estoy haciendo es la única defensa que me permitís, que es dar explicaciones, con humildad y transparencia, recordando que hay un código Penal que me ampara. ¿Qué es lo próximo, que rebusquen en la EGB, que publiquen un análisis de sangre para ver si un médico, de forma falsa, dice que yo consumo estupefacientes? ¿Qué es lo próximo en política y periodismo, qué cloaca estamos creando?", pregunta.

"Hay que hacer una reflexión sobre dónde está el límite del honor y de la injuria. No todo vale", ha concluido.