Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

La CE advierte a España de que el presupuesto para 2020 no asegura cumplir el déficit

Calviño niega que haya un gasto disparado y ve previsible la carta de Bruselas ante la prórroga presupuestaria

La ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño, ha afirmado que la carta remitida por la Comisión Europea al Gobierno en la que le advierte del riesgo de incumplimiento del déficit era "previsible" porque el plan presupuestario enviado por el Ejecutivo a Bruselas es a políticas constantes al no contar con un proyecto de Presupuestos para 2020 y al haber un Gobierno en funciones.

ondacero.es
  Madrid | 22/10/2019
Nadia Calviño, en su intervención en la jornada "España ante los desafíos del siglo XXI. Multinacionales por marca España"

Nadia Calviño, en su intervención en la jornada "España ante los desafíos del siglo XXI. Multinacionales por marca España" / efe

Así lo ha señalado Calviño en declaraciones a los periodistas antes de clausurar la presentación del Observatorio 5G, organizado por Mobile World Capital Barcelona, en la que ha explicado que el plan presupuestario enviado a Bruselas no incorpora un presupuesto detallado para el próximo año ni incluye medidas que puedan llevar a una evaluación completa por parte de las autoridades comunitarias.

La Comisión Europea ha enviado una carta al Gobierno español en la que advierte de que el borrador presupuestario enviado a las autoridades comunitarias la semana pasada corre el riesgo de incumplir las reglas fiscales europeas y, por tanto, pide un plan "actualizado" tan pronto como sea posible.

Aunque en la misiva Bruselas señala que este proyecto conduce a una mejora del déficit estructural -sin tener en cuenta el ciclo económico-- equivalente al 0,1% del PIB, apunta que se trata de una cifra que "se queda corta" con respecto al esfuerzo estructural recomendado del 0,65%.

La diferencia son unos 6.600 millones en ajustes que el futuro Gobierno tendrá que adoptar a través de más impuestos o menos gastos. "La carta es la que esperábamos recibir a la luz de la situación especial del país", ha aseverado.

En este sentido, ha indicado que Bruselas insta al Gobierno a enviar cuanto antes el proyecto de Presupuestos una vez que se adopte y ha recordado que el plan presupuestario enviado preveía que España cumpliría con las normas previstas en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento y el proyecto de Presupuestos, que finalmente no vio la luz "por la pinza de la derecha y los independentistas", y estimaba una reducción más rápida del déficit público, dentro de los márgenes previstos por la normativa comunitaria.

Por ello, Calviño ha achacado el rechazo a las cuentas públicas de 2020 elaboradas por el Gobierno socialista al hecho de que no se haya podido reducir el déficit más rápido, si bien ha valorado que 2018 cerró en el 2,5% del PIB, debajo de lo previsto, y este año se rebajará al 2%.

"Estamos haciendo todo lo posible para reducirlo lo más rápido, incluso con una situación de prórroga presupuestaria y este esfuerzo Bruselas lo tiene claro", ha apostillado.

NIEGA QUE HAYA UN GASTO "DISPARADO"

La titular de Economía en funciones ha rechazado que se pueda hablar de "gasto disparado", y ha insistido en que hay una situación de prórroga presupuestaria y que en el plan presupuestario se ha incluido la subida de pensiones del 0,9% en 2020 y del salario de los funcionarios del 2% porque ya estaban "comprometidas y anunciadas".

De hecho, ha resaltado que la Comisión ve un ajuste estructural "positivo" y su valoración preliminar "no es negativa", si bien señala que hay un riesgo de desviación "absolutamente en línea con lo que preveía (el Gobierno) de acuerdo a las reglas".

"Seguiremos en la línea de la responsabilidad fiscal, reduciendo lo más rápidamente posible el déficit y la deuda, pero sin poner en riesgo el crecimiento y la reducción de empleo", ha añadido.

En cualquier caso, ha defendido que "no es bueno" que perdure una situación de Gobierno en funciones y prórroga presupuestaria, ya que hay que adaptar el marco fiscal "a la realidad del año 2019" y prepararla para 2020, por lo que espera que "cuanto antes" haya un Ejecutivo con plenas facultades y se apruebe el proyecto de Presupuestos de 2020, para su remisión a Bruselas.

Entonces, ha afirmado, se conseguirá un mayor alineamiento con las normas comunitarias y con las prioridades políticas del Gobierno.

Sin entrar en detalle de las posibles nuevas figuras impositivas o la subida de algunos impuestos, Calviño ha recordado que entre las medidas ya previstas por el Ejecutivo se encuentra la creación de un impuesto digital y otro a las transacciones financieras.

Preguntada sobre la Encuesta de Población Activa del tercer trimestre que se publicará el jueves, ha indicado que la última información se refiere a las afiliaciones a la Seguridad Social en septiembre y de ella se constata que perdura un "notable dinamismo dentro de una senda de clara ralentización", ya que el mercado de trabajo ha registrado tasas de crecimiento "tremendamente dinámicas" en los últimos cinco años y ahora presenta menor dinamismo de crecimiento.

En todo caso, ha asegurado que el mercado laboral continúa con un "notable dinamismo" y permitiendo reducir el paro.