Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

con el 68,42 % de votos a favor de que continúen

Las bases de Podemos respaldan la continuidad de Iglesias tras la polémica del chalé

Las bases de Podemos han respaldado la continuidad de Pablo Iglesias e Irene Montero al frente de la secretaría general y de la portavocía de la formación en el Congreso con un 68,42 % de votos a favor y una participación récord, en un proceso interno de 188.176 votos.

Agencias | Madrid
| 27/05/2018
Irene Montero y Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados

Irene Montero y Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados / EFE

La consulta a los inscritos de la formación morada sobre la "credibilidad" de Iglesias y Montero fue promovida por ellos mismos tras publicarse en los medios las fotos y los datos del chalé que ambos han comprado en la localidad madrileña de Galapagar.

La participación era una de las claves de la consulta, porque Pablo Iglesias había redoblado su apuesta al anunciar que una baja participación les obligaría a dimitir.

A través de su perfil en Facebook, el secretario de Organización de la formación 'morada', Pablo Echenique, ha compartido los resultados de la consulta en la que han participado 188.176 personas, superando en 33.000 los que lo hicieron en Vistalegre II, cuando Iglesias renovó su liderazgo.

La votación, que se abrió el martes y terminaba este domingo, buscaba dirimir la polémica que afecta al partido y a sus dos principales dirigentes, tras la decisión de la pareja de comprarse una casa por más de 600.000 euros, que ha desatado las críticas internas, sobre todo en el sector anticapitalista.

La consulta ha sido la más participativa hasta la fecha en Podemos, superando en 33.000 personas a la de Vistalegre II, cuando Iglesias revalidó la Secretaría General. En esa ocasión, el líder del partido obtuvo un 89% (128.700 votos), frente al 68% (128.300 votos) que han avalado la continuidad de ambos dirigentes.

Vistalegre II contó con una participación del 33% de los 455.000 simpatizantes llamados a votar, frente al 38,57% de los 487.772 militantes que se ha pronunciado esta vez. En concreto, más de 150.000 simpatizantes votaron para renovar los estatutos y nombrar a la nueva dirección, por los 188.176 de esta última.

El líder de la formación afirmó esta semana que la participación era un factor importante ya que, de ser "baja", la votación deberá considerarse un "fracaso", y eso les obligaría a dimitir, aunque ganara el 'sí'.

La pregunta que los inscritos debían responder era la siguiente: "¿Consideras que Pablo Iglesias e Irene Montero deben seguir al frente de la secretaría general de Podemos y de la portavocía parlamentaria?". Y las respuestas, "Sí, deben seguir", o bien, "No, deben dimitir de la secretaría general y de la portavocía parlamentaria y dejar el acta de diputados".

Del total de 188.176 inscritos que han votado, 128.300 (68,42%) han defendido la continuidad de Iglesias y Montero, 59.224 (31.58%) han apoyado la dimisión de ambos dirigentes y 652 (0.35%) han votado en blanco.

Para Echenique, estos resultados son la muestra de un "ejemplo democrático" después de unos días que, a su juicio, "no han sido fáciles para la gente de Podemos". "Nos habéis devuelto la confianza que algunos querían quitarnos esta semana", ha añadido.

En este sentido, ha señalado que "cuando la gente" de la formación morada habla, los dirigentes callan, obedecen y se ponen a trabajar. "Seguimos teniendo el deber histórico de construir un país más justo. Lo habéis vuelto a demostrar: ¡Sí se puede!", ha remachado.

La compra realizada por Iglesias y Montero de una casa por más de 600.000 euros, con una hipoteca a 30 años de 540.000 euros, en el municipio de Galapagar, ha abierto una de las peores crisis internas que ha atravesado Podemos desde su nacimiento hace más de cuatro años.

La pareja de dirigentes, que serán padres de mellizos en otoño, ha negado en todo momento que la operación inmobiliaria suponga una incoherencia con el discurso que mantienen y los postulados que defiende Podemos. Así, el pasado miércoles Iglesias se reafirmó en que no habían cometido ningún error, y aseguró que "jamás" se han planteando renunciar a la casa.