Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LÍDER DEL PP VASCO

Alfonso Alonso pide a Marlaska que "se imponga" para no transferir prisiones

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha pedido al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que "se imponga" en el Gobierno de Pedro Sánchez para que no transfiera prisiones a Euskadi porque, cuando el PNV reclama este traspaso, se refiere a la política penitenciaria y acercamiento de presos de ETA. Además, ha asegurado que la gestión económica de la Seguridad Social "no se va a traspasar". "No lo vamos a permitir", ha afirmado.

Europa Press | Madrid | 27/11/2018

Alfonso Alonso

Alfonso Alonso / EFE

Tras apuntar que los jeltzales "apuñalaron" a Mariano Rajoy y advertir al PSOE de que "le darán la espalda" cuando consigan lo que "le quieren sacar", ha apuntado que el PNV "está fabricando una bomba atómica" con el nuevo estatus pactado con EH Bildu, para amenazar con que la tienen "si cae algo en Cataluña".

En los desayunos de Fórum Europa-Tribuna Euskadi, Alonso ha criticado "la enorme ingratitud y la profunda deslealtad" del PNV hacia el Gobierno de Mariano Rajoy, con el que, según ha recordado, llegó a un pacto de Presupuestos, y "a acuerdos de fondo, históricos en la renovación del Concierto Económico o de la renovación quinquenal del Cupo".

A su juicio, "ha sido el mayor avance político al que se ha llegado en esta legislatura", y ha apuntado que los jeltzales, "en cuanto pensaron que ya no había nada más que sacar, apuñalaron al Gobierno".

En este sentido, ha recordado que ayer hubo en Bilbao una reunión entre los Ejecutivos central y vasco porque "hay prisa por cobrar el precio del apoyo que dieron a Pedro Sánchez". En este sentido, ha aconsejado al PSOE "que no se engañe y que se ande con ojo", aunque "igual son más listos" que los populares porque les han dicho que "pondrán un calendario para hablar de transferencias".

"En cuanto le saquen lo que les quieren sacar, les darán nuevamente la espalda (a los socialistas), pero les habrán quitado el discurso y el alma", ha advertido.

Emplazamiento a Marlaska

Además, ha emplazado al ministro del Interior, Fernando Grande-Markaska, a que imponga al Ejecutivo "su criterio" a negarse a transferir de prisiones y "que no se engañen" porque el PNV, al reclamar el traspaso de esta materia, habla de política penitenciaria y acercamiento de presos de ETA.

Sobre la gestión económica de la Seguridad Social, ha asegurado que no se va a traspasar. "No lo vamos a permitir y eso no se va a hacer. No se va a romper la caja única, y no se va a jugar con la garantía de millones de pensionistas", ha precisado. Además, ha pedido a Pedro Sánchez que convoque elecciones generales ya, para evitar un "macrodomingo" o un "superdomingo electoral".

Para el líder del PP vasco, "el Estatuto no solo se ha cumplido, sino que hay muchas competencias que ahora ostenta el Gobierno Vasco que no estaban previstas", como los impuestos especiales. "¿Entonces, retrotaemos eso?", ha dicho.

La querencia del poder del PNV

Alfonso Alonso ha expresado su "profunda decepción" porque al PNV "lo único que le interesa es cómo conseguir afianzar y expandir su poder, que llega a todas partes, que quiere controlarlo todo y dominar también el pensamiento oficial en el País Vasco, lo que es correcto decir o no decir, o lo que es correcto sentir o no sentir". "La visión que nace en Sabin Etxea (sede el PNV) es tacticista de la utilización del poder", ha destacado.

En esta línea, ha recordado que pretende también que, "en ese matrimonio" que ha hecho con EH Bildu, pactando un nuevo estatus, "el PP sea el niño que lleva las arras" en los Presupuestos, algo que los populares no harán.

"Fabricando bombas atómicas"

Alfonso Alonso ha considerado que el PNV "ha liquidado" el Estatuto y los Derechos Forales con el acuerdo de nuevo estatus que ha suscrito con EH Bildu, y ha señalado que se sabe que "están fabricando un bomba atómica", pero la gente cree que "no la van a usar porque Urkullu es muy moderado" y no va a hacer como los catalanes. "¿Entonces, si no la vas a usar, para qué haces la bomba?", ha preguntado.

En este sentido, considera que los jeltzales tienen "la bomba" para que sepan que "la tiene y, si cae algo en Cataluña, decir que ellos también tienen la bomba". "¿Qué juego es éste?, ¿de permanente presión?", ha cuestionado.

El presidente del PP vasco ha asegurado que le preocupa "profundamente ese juego peligroso, que puede llevar a una división y una ruptura en el País Vasco", a una situación de vuelta al "enfrentamiento social". "Podemos vivir situaciones de riesgo, como lo que hemos vivido en Cataluña", ha añadido.

Herenegun

Además, ha criticado que "compre la tesis" de la izquierda abertzale en la memoria que hay que construir "de lo que ha ocurrido en esta tierra durante tantos años" con el terrorismo de ETA y sobre los amigos "que han enterrado" los populares.

También ha denunciado "la visión de la política exculpatoria y justificativa" de la banda que el Gobierno vasco "pretendía llevar a las aulas" a través de la unidad didáctica 'Herenegun'. "Nosotros vamos a oponernos a que ésa sea la idea en la que tengan que crecer las nuevas generaciones de vascos", ha indicado.

Alfonso Alonso se ha preguntado qué va a explicar a sus hijos: "¿Qué hubo un conflicto?, ¿que unos y otros mataban?, ¿que yo era culpable y que, por eso, era objeto de amenazas?, ¿no podré contarle, ni que le cuenten, que luchamos, como muchos otros, por la libertad, frente a una amenaza de imposición totalitaria en manos de los terroristas?", ha manifestado.

A su juicio, no es posible que su partido participe en un proyecto "que quiere la exculpación de todos aquellos que siempre apoyaron esas ideas, que compra su proyecto político, que echa a andar curiosamente justo después de que ETA anuncie su disolución, y que echa a andar con sordina, para que la gente no se vaya enterando, con las palabras edulcoradas y amables del lehendakari".

"Por tanto, tiene dentro de sí una raíz profundamente antiliberal, que se expresa, además, abiertamente en el Parlamento cuando nos dicen que el principio de legalidad no puede estar opuesto al principio democrático, es decir, nos dicen que la voluntad mayoritaria puede imponerse a la Ley. Y, cuando nosotros decimos que creemos en una Europa y una Euskadi en España basada en un Estado de Derecho, dicen que somos prácticamente fascistas", ha añadido.

Para el dirigente popular, éste es "el mundo al revés", y se ha preguntado "cómo se puede pensar que, en ningún ámbito, la voluntad de alguien pueda imponerse sobre la Ley o actuar al margen de los cauces de la Ley o que la Ley deba inclinarse ante la voluntad de esa mayoría".

"Un escándalo"

"¿Cómo se puede defender eso abiertamente en el siglo XXI y en un Parlamento que no llame a escándalo?. Eso es lo que se defiende permanentemente por boca de los portavoces del Gobierno Vasco y del PNV, y por boca del propio lehendakari Urkullu, que vive en la mayor de la confusión respecto a lo que son las bases de un sistema democrático", ha subrayado.

Por ello, ha afirmado que la postura de su partido "va a ser muy razonable, siempre y cuando, se pueda actuar en el margen de la Ley y de los ámbitos de convivencia". "Nuestro apoyo es incompatible con las aventuras con Bildu y estaremos en la oposición", ha apuntado.

Además, ha recordado que los populares estaban dispuestos a negociar los Presupuestos vascos si el PNV "se retiraba" de su acuerdo de nuevo estatus con Bildu, y no le pedía que "abjurara de sus ideas". "Lo hubiera hecho. Se lo comuniqué a Pablo Casado y le pareció bien. Pero no tenemos una posición política que pueda justificar que demos respaldo a un acuerdo con Bildu, a una deriva radical soberanista", ha señalado.

Por último, también ha lamentado que el PNV haya "comprado" asimismo el objetivo de EH Bildu de "endurecer" el aprendizaje del euskera en las aulas.