Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

un año en libertad vigilada

Los 47 miembros del frente de cárceles de ETA aceptan penas leves y no irán a prisión

Estaban acusados de ser la correa de transmisión entre la dirección de la banda y los reclusos. Evitan la cárcel a cambio de reconocer su labor, si bien los principales responsables estarán un año en libertad vigilada. En la vista, han estado respaldados por representantes de Esquerra, Junts per Catalunya y Bildu.

ondacero.es | Europa Press

Los 47 procesados por el sumario 11/13, acusados de pertenecer al denominado 'frente de cárceles' o 'frente de makos' de ETA, han llegado este lunes a un acuerdo de conformidad con la Fiscalía de la Audiencia Nacional y las acusaciones, que reduce sustancialmente sus condenas y por el que la mayoría eludirá la prisión.

Como consecuencia del pacto, los encausados han admitido su participación en la estrategia de ETA para mantener a los miembros del EPPK (colectivo de presos) políticamente activos, con una actitud permanente de "lucha" en el interior de los centros penitenciarios.

Los 47 procesados fueron detenidos en las operaciones contra el movimiento Herrira, la asociación de familiares de presos Etxerat, el colectivo médico Jaiki Hadi y los abogados de presos de ETA, y se enfrentaban a una petición fiscal total de 601 años de prisión, con solicitudes de penas que oscilan entre los 8 y los 21 años.

El acuerdo se ha materializado este lunes durante el juicio que se ha celebrado en la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid), en el que se han sentado en el banquillo los conocidos abogados de etarras Arantza Zulueta y Jon Enparantza y el exsenador de Bildu Iñaki Goioaga, entre otros.

El presidente del tribunal, el magistrado Alfonso Guevara, ha ido llamando uno por uno a los 47 acusados y el fiscal, Miguel Ángel Carballo, les ha preguntado si reconocen los hechos objeto de acusación, a lo que todos han respondido con un escueto 'bai' o 'sí'. A continuación, las partes personadas en el procedimiento han renunciado a la presentación de prueba durante la vista oral.

De conformidad

En virtud del acuerdo de conformidad alcanzado con Fiscalía y acusaciones, la inmensa mayoría de los acusados aceptan condenas de entre año y medio, y dos años de prisión --la mayoría carece de antecedentes-- por participación activa en organización terrorista. Los que sí tienen antecedentes cumplirán la condena en libertad vigilada. Todos aceptan también inhabilitación absoluta un año y medio más.

La excepción son Arantza Zulueta y Jon Enparantza, quienes en calidad de "dirigentes" aceptan tres años y medio, y 2 años y 7 meses de cárcel, respectivamente, además de inhabilitación absoluta de un año y medio más y libertad vigilada de un año. Según han indicado fuentes jurídicas, ambos deberán ingresar en la cárcel, aunque hayan cumplido preventiva --les quedan cinco meses--.