Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Caravana electoral I PSOE

Alfredo a capella y sobre un cajón

Cosas que pasan en un mítin cuando el recinto elegido tiene un aforo de 1500 y quieren pasar 3000.

Bárbara Ruiz | Burgos | Actualizado el 19/07/2018 a las 17:29 horas

Rubalcaba en Burgos

Rubalcaba en Burgos / Partido Socialista

Cosas que pasan en un mítin cuando el recinto elegido tiene un aforo de 1500 y quieren pasar 3000:

-Que la gente se pone nerviosa porque ha venido con la ilusión, sí ilusión, aunque no se lo crean, de ver a su líder y se dan cuenta de que se van a quedar con las ganas.

-Que la organización del evento empieza a buscar fórmulas para dar gusto a todos y curiosamente tienen a mano una pantalla gigante para colocar en la calle o una sala anexa.

-Que los equipos del candidato empiezan a hacer correr el mensaje de que el recinto se ha quedado pequeño ante el aluvión de simpatizantes. Se muestran eufóricos por la capacidad se movilización.

Pues eso pasó anoche en Burgos. Llegamos al Frontón Lavaderos con capacidad para 1500 personas pero a las puertas esperaba el doble, más de 3000. Y el candidato lo vio claro: se subió a un cajón e improvisó un mitin breve pero emocionado a capella, sin micrófono, como hacen en el Reino Unido los candidatos en cualquier pub. Y le quedó una escena de película que hoy muchos dirán que estaba preparada pero ya les digo yo que no.

Aunque el efecto de marketing político es indudable. Y para el candidato fue el mejor mitin de su vida.