Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

PEDRO SÁNCHEZ PASA 'DOS DÍAS Y UNA NOCHE' CON SUSANNA GRISO

Sánchez, a Griso: "Mis votantes me dicen que con Iglesias a ningún lado. Tienen un cabreo con él que ni te imaginas"

Pedro Sánchez ha compartido confidencias políticas y personales con Susanna Griso y ha insistido en que después del 26-J si "dependo de los votos de Iglesias nunca seré Presidente del Gobierno".

ondacero.es | Madrid
| 15/06/2016

Tras Pablo Iglesias y Albert Rivera el turno ha sido para Pedro Sánchez. El candidato socialista ha citado a Susanna Griso en una gasolinera porque "esto es la campaña electoral, hay que hacer muchos kilómetros, hay que hacer mucha carretera".

Aprovechando un mitin socialista en Madrid, Sánchez y la presentadora de Antena 3 se subieron en el autobús de los militantes del País Vasco y compartieron confidencias tanto políticas como personales.

En la primera parte de la entrevista, dos nombres han destacado: Pablo Iglesias y José Luis Rodríguez Zapatero, también presente en el acto de campaña.

Sobre el primero, Pedro Sánchez ha insistido en que lo que tanto él como su equipo han visto durante este medio año es que "si dependo de los votos de Iglesias, por experiencia te digo, que nunca seré Presidente del Gobierno".

El político ha insistido en que "votar a Iglesias es votar contra el PSOE" y añade "lo que dice Iglesias es algo así como: 'ámame tú que yo me amo a mi mismo'. Me parece que es más anteponer sus intereses personales, su sillón, que los intereses generales".

Pedro Sánchez insiste en que el problema del líder de la formación morada "nunca fue el acuerdo con Ciudadanos ni con Rivera, el problema fue votar a un candidato socialista". Sánchez ha querido destacar que el "PSOE y yo mismo hemos demostrado que somos gente de palabra".

El líder socialista ha confesado a Griso que después del 20-D la gente lo paraba por la calle y le decía: "Pedro, yo no te he dado mi voto para que pactes con el PP". Y ahora, asegura que sus votantes lo paran por la calle y le dicen: "con Iglesias a ningún lado" y añade: "mis votantes tienen un cabreo con Iglesias que no te puedes ni imaginar".

De hecho, Sánchez ha calificado como "el peor momento" de los últimos meses, el día en el que Iglesias se propuso como vicepresidente mientras él conversaba con el Rey Felipe VI.

De forma directa y sin preámbulos, Susanna Griso preguntó a Sánchez si le molestaba que Iglesias y Rodríguez Zapatero tuviesen buena relación, a lo que también de forma clara el político contestó que "no" y dijo: "creo que los expresidentes son patrimonio de todos. No es una cuestión personal es política".

Pedro Sánchez ha reconocido ante la presentadora que "con Zapatero hablo menos que con Felipe, pero también hablo" y mantiene que tanto "José Luis, Felipe o Alfredo me ayudaron en la pasada campaña".

Al llegar al mitín Sánchez y Zapatero se saludaron con afectuoso abrazo e intercambiaron una breve conversación sobre Venezuela. El candidato del PSOE le comentó al expresidente que Lilian Tintori se puso en contacto con él y que le dijo que la situación en Venezuela era "dramática", algo que confirmó Zapatero que el mes pasado estuvo en el país.

Sánchez preguntó a Zapatero si había solución y éste le contestó que "la única solución es el diálogo. hay que intentarlo".

La presentadora de Antena 3 aprovechó la ocasión para charlar con el expresidente quien le aseguró que su "compromiso con el PSOE es infinito" y se aventuró a decir que en el futuro en "algunos temas de España los acuerdos deben incluir a todos" y ha especificado "sin vetos". Además, ha dicho que tras el 26-J si se repite una situación de aritmética difícil, "habrá que echarle imaginación".

Susanna Griso regaló al político un cuaderno para dibujar y precisamente Sánchez estrenó el presente con un retrato de Rajoy. Sobre su lado más personal, Pedro Sánchez confesó que sus pasiones son "la política, la docencia y el baloncesto".

Griso también tuvo oportunidad de conversar a solas con la mujer del candidato que le confesó que el "defecto" de su marido "es el móvil", un pecado que él mismo ha afirmado.