Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

ELECCIONES GALICIA 2016

Feijóo retiene la mayoría absoluta

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha vuelto a revalidar la mayoría absoluta que consiguió en la anterior legislatura al obtener 41 escaños. En segundo lugar se ha producido un empate a 14 escaños de En Marea y el PSdeG , aunque el partido que aúna a Podemos, Anova y Esquerda Unida cuenta con mayor porcentaje de votos. En BNG ha conseguido 6 representantes en el Parlamento gallego.

ondacero.es/ Agencias  | Madrid | Actualizado el 18/07/2018 a las 02:49 horas

Elecciones Galicia 2016

Seleccione provincia:

ESCRUTADO:

Alberto Núñez Feijóo ha logrado lo que él mismo denominó un "sueño" antes de que arrancase la campaña electoral. No sólo ha conseguido su tercera mayoría absoluta desde que, por primera vez, arrebató al bipartito de socialistas y nacionalistas la Xunta, sino que se ha convertido en el único líder de todo el Estado (al margen de ayuntamientos) en lograr una mayoría absoluta, evitando así tener que buscar apoyos de otros partidos para lograr su investidura, como pretendía Ciudadanos.

Y lo ha hecho refrendando su amplia mayoría de la novena legislatura, cuando consiguió 41 diputados, quedándose a dos del techo de Manuel Fraga, que en el año 1993 consiguió 43. Con el 98,11% escrutado, el PPdeG ha conseguido ampliar el porcentaje de votos conseguido en 2012, al situarse con el 47,6% de los sufragios, frente al 45,8% de los anteriores comicios, aunque falta por computar el voto de los residentes ausentes. Además, tras haber perdido más de 150.000 papeletas en la novena legislatura, los populares con Feijóo ya superan con este porcentaje escrutado en más de 5.000 las conseguidos en 2012.

Todavía falta por computar el voto del Censo de Residentes Ausentes (CERA), al respecto de lo que han solicitado el voto por correo 17.871 personas, el 4% del censo (frente al 7,68% de 2012) y no será determinante.

Por su parte, el PSdeG consigue el peor resultado en la historia democrática de Galicia, con un 17,88% de los votos emitidos este domingo, en que la participación ha sido del 63,76%, a falta de computar el voto de los emigrantes y se deja con este escrutinio más de 40.000 votos, con el 98% escrutado. Así, En Marea adelanta a los socialistas con 19% de los sufragios, aunque ambas formaciones se quedan con 14 diputados en el hemiciclo gallego.

Mientras, el BNG logra, con el 98,11%, seis diputados y un porcentaje de votos del 8,36%, frente al 10,11% de 2012, cuando logró 7 escaños y cerca de 30.000 votos más. Pese a que supone un retroceso, la irrupción de las mareas supuso la desaparición del Bloque del Congreso de los Diputados en las dos últimas citas electorales, por lo que este resultado le permite pensar que ha comenzado su recuperación.

Ciudadanos, con un 3,37% y 47.170 votos, no ha conseguido colarse en el Parlamento de Galicia, en el que el espacio político de centro no tiene representación desde la disolución de la UCD, que consiguió en 1981 un total de 24 escaños en la primera legislatura gallega. De ellos, buena parte de ellos acabaron en el PP (en la anterior legislatura Alianza Popular) en 1985, que ese año se presentó como coalición electoral y consiguió 34 diputados (aunque una moción de censura desalojó a Gerardo Fernández Albor de la Presidencia de la Xunta).

La tercera mayoría absoluta ratifica a Feijóo, que desarrolló una campaña eminentemente personalista y con apenas presencia de las siglas de su partido, como líder en el PP y como uno de los nombres indiscutibles de las quinielas sucesorias al actual presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. A la par, su jefe de filas nacional, que se ha volcado en la campaña gallega con una importante presencia en estos últimos 15 días, podrá emplear este resultado para buscar los apoyos que necesita para ser investido presidente en el Congreso.