Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN UNA CONFERENCIA EN BILBAO

Goirigolzarri pide "cordura y serenidad" en el debate político sobre Cataluña

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha aconsejado "contribuir entre todos a la cordura y a la serenidad", al tiempo que ha pedido a los políticos que "acerquen posturas y que construyan puentes", para tratar de "mejorar la calidad de vida de los ciudadanos catalanes".

EFE | Madrid | 28/09/2015

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. / EFE

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha ofrecido una conferencia en Bilbao titulada "El sistema financiero ante la recuperación económica. La visión de Bankia", y en el turno de preguntas ha advertido de que la situación en Cataluña "ya es demasiado complicada" como para adoptar "posiciones muy extremas" respecto al debate político, por lo que ha pedido serenidad.

Según ha analizado, después de que los ciudadanos hayan hablado con su voto en las urnas y así "han estructurado un parlamento, ahora es el tiempo de los políticos". Por eso, ha pedido que, en lugar de "hablar de escenarios catastrofistas", "hay que dar un mensaje de tranquilidad", y ha dicho que "en absoluto" peligra la red de oficinas de Bankia en Cataluña.

Asimismo, ha analizado la evolución de la economía vasca que, a su juicio, atraviesa un momento "de clara recuperación", gracias a la inercia del desarrollo de la industria de bienes de equipo, que está dinamizando" esa evolución. Ha detallado que la entidad que preside baraja unas previsiones de crecimiento para el País Vasco de en torno al 3 % del PIB, porcentaje por encima del 2,5 % calculado por el Gobierno Vasco.

El presidente de Bankia ha valorado "el extraordinario momento" que atraviesa Kutxabank, una de las pocas entidades que "han atravesado toda la crisis sin haber ampliado capital". Según ha insistido, "haber pasado ese desierto, es de un mérito extraordinario", y asegurará al banco vasco un buen futuro.

Respecto a Bankia, Goirigolzarri ha destacado el esfuerzo realizado para incrementar la concesión de créditos a pymes, autónomos y comercios, y ha expuesto que en los primeros ocho meses de este ejercicio ha aumentado un 85 % el volumen de ese tipo de créditos.

Ha recordado que la entidad se encuentra inmensa en un Plan Estratégico (2012-2016), que conllevó una "inyección de capital" y que planteó como objetivo hacer de Bankia una entidad rentable, con un planteamiento de ROE (Rentabilidad sobre Recursos Propios) del 10 % en 2015, casi alcanzado -con un 9,8 % a resultados del segundo trimestre-, y gracias al cual ha logrado una "fuerte solvencia".

Gracias a ese plan, Bankia ha estabilizado su cuota de mercado y se encuentra en una situación muy parecida a la de hace tres años. Ese plan impide de momento generar procesos de integración de otras entidades, si bien, ha asegurado, su finalización en 2017 "significará no tener limitaciones al desarrollo" de la entidad.

En general, ha analizado, "el sistema bancario español ha hecho sus deberes", ha acometido "un proceso de consolidación y un extraordinario esfuerzo de saneamiento", "con grandes sacrificios personales", dado que se han cerrado casi 14.000 oficinas bancarias y se han reducido las plantillas en unas 68.000 personas.

Realizado en los últimos ejercicios el grueso del ajuste, el sistema bancario español "es solvente, está bien capitalizado y provisionado" y, sin embargo, debe mejorar su imagen y reputación. El presidente de Bankia ha dicho que "la sociedad culpa a los banqueros del deterioro de su nivel de vida" y "probablemente en esta crisis han pagado justos por pecadores", pero ahora las entidades deben cambiar esa imagen y explicar que "la realidad del sistema bancario español es mucho mejor que la imagen que se tiene de él".

Deben así hacer ver su rol en la sociedad y que la solidez del sistema "es absolutamente necesaria para asegurar el crecimiento sostenido, para un mejor nivel de vida de los ciudadanos y para luchar contra el desempleo". Ha reconocido que "Bankia ha tenido graves problemas reputacionales" y para quitar "esa mochila", en mayo de 2012, cambió todo su Consejo y, además, puso en conocimiento de instancias judiciales y de interventores más de 40 casos de posibles irregularidades.

Bankia debe afrontar los retos de la transformación tecnológica y los cambios de uso de los consumidores, que usan cada vez más internet y los cajeros, ya que "sólo el 11 % de las operaciones transaccionales se realizan en las oficinas", ha constado. Respecto a la unión bancaria europea, Goirigolzarri ha opinado que su impulso supone "la demostración de cómo Europa, al borde del precipicio", es capaz de tomar decisiones y que se avanza, aunque no será un proceso fácil.