Elecciones Cataluña 14F

Elecciones Catalanas: ¿A qué partidos puede beneficiar y perjudicar la abstención en Cataluña?

Las últimas encuestas pronostican un abstencionismo de más del 50 % en los comicios para elegir nuevo Govern, lo que genera muchas dudas sobre los posibles resultados electorales. ¿Qué partidos han movilizado más la participación? ¿Qué factores han condicionado el preferir no votar? ¿Cuáles son las futuras coaliciones que se presentan?

- Elecciones Catalanas, en directo: votaciones, sondeos, datos de participación, resultados y últimas noticias en Cataluña

David Pérez Tichell

Madrid | 16.02.2021 11:20 (Publicado 14.02.2021 18:14)

Los candidatos de la CUP, PSC, ERC y VOX en Cataluña
Los candidatos de la CUP, PSC, ERC y VOX en Cataluña | EFE

El pasado 24 de enero Portugal acudió a las urnas y, tal y como se esperaba, la cifra de abstencionismo creció hasta el 60,5 %. Fue un dato menor del que predecían las encuestas, aunque igualmente significativo. Con una situación epidemiológica parecida, Cataluña vota este domingo a su nuevo president de la Generalitat y las dudas sobre el porcentaje de ciudadanos que preferirá quedarse en casa sigue siendo incierto.

Más factores que el coronavirus

Según la última encuesta del CIS, el 12 % de catalanes optará por no votar y casi el 30 % todavía no lo ha decidido. La principal causa de esto es la pandemia, teniendo en cuenta que, según la misma encuestadora, a más del 90 % le preocupa ‘mucho’ o ‘bastante’ la situación del coronavirus. A esto se sumarían factores clásicos como el hartazgo político que fomentaría la desmovilización.

No todo es el coronavirus. También influyen las responsabilidades familiares o laborales. Los datos dicen que un porcentaje importante de desmovilizados se encuentra entre los 35 y 44 años”, explica Eva Anduiza, investigadora y profesora de Ciencia Política de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAM). Por su parte, Narciso Michavila, presidente de GAD3, añade que la lluvia será otro factor importante: “La covid supondría que la gente tenga que hacer colas en la calle”.

El miedo al coronavirus es evidente y se ha manifestado durante los últimos días con la formación de las mesas electorales, al recibirse más de 25.500 alegaciones para ser eximidos de formar parte. Sin embargo, todo parece que no afectará al recuento de votos, ya que el Govern afirmó que el 99 % de mesas tienen miembros suficientes, por lo que el resultado se dará el mismo domingo.

Previsible desplome electoral

El CEO (Centre d’Estudis d’Opinió) muestra unos datos similares al CIS y sitúa a la participación en el 62 %. Los pronósticos muestran que estas elecciones autonómicas, marcadas por la presencia de la covid, pueden resultar uno de los comicios con menor participación. Por ahora, la cifra más baja se encuentra en 1992, cuando solo un 54,87 % acudió a las urnas.

Asimismo, el 14F romperá con los resultados que se obtuvieron en 2017, donde se consiguió el máximo histórico en Cataluña con un 81,94 %. Estas alcanzaron estas cifras por la amplia movilización que se fomentó desde el bloque constitucionalista y el independentista, por lo que estos comicios se vieron como un plebiscito entre el sí y el no a la autodeterminación y dieron la victoria a Ciudadanos, aunque la suma de JxCat, ERC y la CUP permitió formar un gobierno nacionalista.

Ciutadans y PP, los más afectados por la posible abstención

Tanto el CIS como el CEO observan que el electorado constitucionalista es el que más afectado se verá por la abstención, ya que, por ejemplo, el 11% de votantes del PP y Ciudadanos optará por no votar, frente al 0 % y 1 % de la CUP y Junts, respectivamente. El resto de partidos (ERC, PSC y ECP) se hallan entre el 2 y el 4 %, unos datos no excesivamente preocupantes.

Vox, CUP y Junts, beneficiados por la abstención

Los expertos tienen sus teorías, pero si en algo coinciden es que Vox, la CUP y Junts pueden ser los grandes beneficiados de la abstención. Tanto Michavila como Jordi Pacheco, decano del Colegio de Profesionales de la Ciencia Política y de la Sociología de Catalunya, creen que el partido de Abascal y los anticapitalistas cuentan con “un electorado joven y muy movilizado”. El caso de la candidatura de Laura Borràs presenta una particularidad y es la simpatía que despierta entre los indecisos. Tal y como señala Pacheco: “Hay un 30 % que no tiene claro su voto, pero ve con buenos ojos a Junts. Si son capaces de movilizarlos, pueden ganar las elecciones”.

Las encuestas publicadas durante estas semanas en la prensa pronostican un triple empate entre Junts, ERC y PSC. Según el CIS, los porcentajes en intención de voto serán de 14,6 % para los postconvergents, 19,9 % para los republicanos y 23,7 % para los socialistas.

Caída en picado de Ciutadans y 'sorpasso' de Vox al PP

Pero si hay otros datos que señalan las últimas encuestas es la debacle de Ciutadans, pasando de ser primera fuerza a cuarta o quinta. Y es que, además de la elevada tasa de abstencionismo entre sus votantes, un 11 % pasaría al PP y un 6 % a Vox, según el CEO. Según Anduiza, se debe a que no ha sabido posicionarse como alternativa y “muchos de los que les votaron, se quedarán en casa”. El presidente de GAD3, por su parte, cree que los de Arrimadas crecieron mucho con el procès, pero “este tema ya ha perdido mucha fuerza”.

"Muchos de los que les votaron, se quedarán en casa"

El segundo detalle que destacar es el posible sorpasso de la formación de Abascal a los ‘populares’, un 6,9 % frente a un 5,6 %, respectivamente, recoge el CIS. Ante este fenómeno, los expertos consultados aclaran que [[LINK:INTERNO|||Article|||60257ecb7ed1a82aa9df12e5|||Vox resulta atractivo “por su novedad”]] y acogerá tanto a ex votantes de Ciudadanos como del PP. En relación con este último, aclaran que cuenta con problemas de implementación en Cataluña, a lo que se puede sumar los efectos del Caso Bárcenas.

La baja participación también puede suponer la entrada de partidos que, hasta ahora, se quedaban fuera. Así lo muestra la última encuesta del GESOP publicada este mismo miércoles que, pronostica la posible obtención de hasta 2 escaños del PDeCat, que hasta el momento ninguna encuesta predecía su vuelta al Parlament.

ERC, la llave de la gobernabilidad

El panorama no se presenta sencillo, pero tras las elecciones, es necesario decidir pactos y formar un Gobierno con mayoría absoluta. Ahora mismo, solo hay 2 opciones lógicas: un tripartito de izquierdas y un bipartito independentista (Junts y ERC). Esto pone a los republicanos como la llave necesaria para la mayoría absoluta.

En los últimos días, se ha discutido mucho sobre posibles pactos entre ERC y el PSC, aunque ambos han dicho que no lo harían. Luis Sauceda, politólogo, considera que, si los socialistas consiguen ser primera o segunda fuerza, los de Aragonès se sentarán a negociar. “No sería imposible ver a Illa llegar a acuerdos con ellos e incluso con la CUP, con Junts sería más difícil”, indica. Los pactos en Madrid entre el Gobierno y los republicanos hacen ver que no es imposible un acuerdo, sin embargo, las circunstancias son diferentes: “Fuera de Cataluña se vería mal esto, debilitaría al Ejecutivo nacional y posiblemente dañaría al PSOE”, reflexiona Pacheco.

Sin embargo, todo apunta a que el independentismo superará los 68 escaños, ya que, según Michavila, “la Ley Electoral favorece a los territorios más pequeños y rurales y estos generalmente votan a partidos catalanistas”.

Por ahora, todo está en el aire. Los candidatos aguardan a la noche electoral para conocer cuántos escaños les han confiado los catalanes y comenzar a negociar posibles pactos de Gobierno.