CREEN QUE DAÑA GRAVEMENTE LA ECONOMÍA

Los transportistas, en pie de guerra por los peajes en las autovías: "Dan la puntilla al sector"

El sector del transporte ha mostrado su enfado tras la decisión del Gobierno de implantar peajes en las autovías a partir de 2024. FACUA, RACE o la oposición también se han sumado al rechazo hacia esta medida.

ondacero.es

Madrid | 06.05.2021 14:37 (Publicado 06.05.2021 14:36)

Un vehículo ser acerca al área de peaje de la autopìsta AP-7 en Sagunto (Valencia).
Un vehículo ser acerca al área de peaje de la autopìsta AP-7 en Sagunto (Valencia). | Efe

Indignación, desconcierto y descontento entre los transportistas con la decisión del Gobierno de implantar peajes en todas las autovías en 2024. Consideran que la medida afectará de manera negativa a todos los usuarios medios y daña gravemente al sector.

En Castilla y León, el sector el sector acusa al Gobierno de darles la puntilla y afirman que esto tendrá repercusión en los precios. En la región hay más de 2.400 km de autovías y autopistas, por lo que el impuesto sería demoledor para las empresas de transportes. Así lo asegura Óscar Baños, vicepresidente de la patronal de sectores: "Nos vamos a comer ese coste nosotros y el sector está bastante mal como para asumir más. Es una tomadura de pelo".

En el caso de Galicia, Antonio Señaris, presidente de la asociación gallega Fetram, ha señalado que los usuarios ya pagan el mantenimiento de vehículos comerciales, por lo que se tratará de un gravamen que se cobra "por duplicado".

A falta de fijar la tarifa exacta, la Asociación de Empresas de Conservación y Explotación de Infraestructuras propone el pago de un peaje de 4 céntimos de media, con lo que un viaje de Galicia a Madrid supondría 30 euros.

FACUA rechaza la medida

La asociación FACUA-Consumidores en Acción ha manifestado su rechazo a la propuesta del Gobierno de cobrar a los usuarios de todas las carreteras estatales y regionales a partir de 2024, porque "terminará perjudicando a los usuarios que tienen menor poder adquisitivo".

FACUA considera que el mantenimiento de las carreteras estatales debe estar financiada a través de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) que salen de los impuestos directos de los ciudadanos. Así, alerta de que la medida afectará más a los usuarios con menor poder adquisitivo, que sufrirán un "perjuicio mayor para poder hacer uso de vías que son de titularidad pública".

Asimismo, valora que la medida supondrá también un "claro perjuicio" para los usuarios que no viven en grandes núcleos urbanos y tienen que utilizar estas vías de manera habitual para desplazarse a centros de trabajo, colegios, hospitales, etcétera.

La organización critica también la solución del Gobierno porque considera que consistirá en un "auténtico copago o repago", al obligar a los usuarios a financiar unas infraestructuras que ya pagaron a través de los impuestos.

RACE se opone y la DGT apoya la decisión

El Real Automóvil Club de España también rechaza la medida del Gobierno. Consideran que repercute en el bolsillo de los usuarios: "Se quiere hacer pagar de nuevo por algo que ya se paga".

Por otra parte, el director general de Tráfico, Pere Navarro, se ha mostrado partidario este miércoles del peaje en todas las autovías, como estudia el Gobierno y como ocurre en todos los países europeos para pagar su conservación y mantenimiento. "El que lo usa lo paga", ha enfatizado.

Críticas de la oposición al Gobierno

El Partido Popular ha reclamado al Gobierno que, en vez de subir la carga tributaria, como el anuncio de imponer peajes en las autovías del Estado, reduzca el número de altos cargos y de secretarios de Estado, así como el dinero que destina a publicidad institucional.

En una entrevista en Antena 3, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha anunciado una batería de iniciativas parlamentarias para evitar, según ha denunciado, que el Gobierno imponga un peaje a los españoles por circular por unas autovías que ya han pagado.

Para el dirigente popular, lo que no puede ser es que se envíe a Bruselas un plan de ajuste subiendo los impuestos mientras se mantiene el Ejecutivo "más caro de la historia con 23 ministros", cuyos nombres "nadie sería capaz de recitar", lo que en su opinión es un síntoma de que "muchos sobran".

"Al final está pasando lo de siempre: el Gobierno gasta y los españoles pagan", ha apuntado García Egea.