Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

RECLAMAN UN PLAN DE CHOQUE AL GOBIERNO

Los sindicatos consideran que la austeridad no está dando el resultado esperado

Los sindicatos, que preparan los actos del 1 de Mayo en los que harán hincapié en la necesidad de medidas que impulsen la creación de empleo, aseguran que las políticas de austeridad no están dando los resultados esperados y que es imprescindible un plan de choque.  Los empresarios tenían confianza en que esta última EPA arrojara datos más positivos, sobre todo en lo tocante a la ocupación. Se destruyen demasiados puestos de trabajo, y especialmente, en el sector privado.

Ignacio Rodríguez Burgos | @RguezBurgos  | Madrid | Actualizado el 19/07/2018 a las 02:04 horas

La caída de ocupación se centra en el sector privado. En el sector público aumenta el empleo en 11.000 puestos de trabajo. Por eso desde Asempleo, la patronal de empresas de empleo,  se considera que el sacrificio se centra en las empresas y familias y no en las Administraciones.

La Patronal cree que "poco a poco" el mercado laboral está "dejando atrás la senda del ajuste", aunque su presidente, Juan Rosell, piensa que la lucha contra el paro es un camino largo. "Las cosas van mejor que en el primer trimestre del pasado año", asegura.

Los sindicatos son críticos con los datos de la EPA. Reconocen que hay una reducción del paro y esto siempre es bueno. Pero destacan que se destruye empleo estable 176 mil puestos de trabajo y baja la población activa. Toni Ferrer, numero dos de UGT, señala que "la reducción de empleo es insuficiente, se ha destruido empleo y el volumen de paro de nuestro país es claramente insostenible".

Las centrales sindicales consideran que después de años de crisis y con casi 6 millones de parados, las políticas de austeridad han fracasado y por eso reclaman al Gobierno un plan de choque, especialmente en el paro juvenil y de larga duración, que roza los 3 millones de personas.