cobro paro

¿Puedo cobrar el paro si me doy de baja voluntaria o se acaba mi contrato?

Muchos españoles tienen dudas con respecto al funcionamiento del SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal), como por ejemplo sobre si es posible cobrar el paro si se deja un trabajo de forma voluntaria. Conoce aquí todas las claves.

David Pérez Tichell

Madrid | 07.09.2021 08:24 (Publicado 07.09.2021 06:01)

¿Puedo cobrar el paro si me doy de baja voluntaria o se acaba mi contrato?
¿Puedo cobrar el paro si me doy de baja voluntaria o se acaba mi contrato? | EFE

Muchos españoles confiesan que tienen problemas a la hora de realizar gestiones en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), debido a que no conocen de forma precisa cuáles son los requisitos o trámites necesarios.

Una de las dudas más consultadas, tal y como recoge el propio SEPE en su web, es acerca de la posibilidad de cobrar la prestación por desempleo en los casos en las que la persona decida voluntariamente abandonar su puesto de trabajo y dar por terminado el contrato laboral.

Ante esto, el servicio público es claro: "Para poder cobrar una prestación por desempleo es necesario que la baja en el trabajo no se haya producido de forma voluntaria, pues el sistema de protección por desempleo protege a las personas trabajadoras que quieren y pueden trabajar pero carecen de empleo".

¿Cómo cobrar el paro si se ha dejado un trabajo de forma voluntaria?

¿Esto significa que todas las personas que dejen sus trabajos voluntariamente no tendrán la posibilidad de cobrar el paro? No, existe una circunstancia en el que sí se puede.

Si el trabajador consigue un empleo en una nueva empresa, pero no logra superar el periodo de prueba y la compañía decide prescindir del empleado podrá acceder a la prestación. Sin embargo, únicamente podrá hacerlo en el caso que hayan transcurrido más de tres meses desde que rompió el primer contrato de forma voluntaria.

Estudio particular de cada caso

El SEPE también explica en su web que se realizarán estudios concretos de cada caso para determinar "si hay indicios que permitan establecer de manera fundada la presunción de fraude de ley en la última contratación, por si se pretende acceder a la prestación por desempleo de forma indebida".