ECONOMÍA

Pepe Álvarez admite que la subida del salario mínimo "es una mierda"

El secretario general de la UGT además ha avisado al Ejecutivo de que el sindicato de los trabajadores no firmará más acuerdos sociales si el SMI no sube a 1.000 euros mensuales antes del 2022.

ondacero.es

Madrid | 28.09.2021 12:53

El secretario general de UGT, José María Álvarez, en una fotografía de archivo
El secretario general de UGT, José María Álvarez, en una fotografía de archivo | EFE

Este martes el secretario general de la Unión General de Trabajadores (UGT) Pepe Álvarez ha admitido que la subida de 15 euros en el salario mínimo interprofesional (SMI) que el sindicato obrero ha acordado con el Gobierno para el periodo septiembre-diciembre de 2021 es una "mierda" y una "miseria" y, además, ha avisado al Ejecutivo de que UGT no firmará más acuerdos sociales si el SMI no sube a 1.000 euros mensuales antes del 2022.

En declaraciones a RNE recogidas por Onda Cero, Álvarez ha indicado que ha apoyado la subida de 15 euros con la "desazón" de no haber conseguido un incremento mayor para el último cuatrimestre de 2021.

"Hay que decir la verdad: los 15 euros son una miseria en un país que tiene una inflación del 3%, pero hemos pensado que es mejor una firma de 15 euros para cuatro meses con el compromiso del Gobierno -no escrito, pero sí público- de que se va a seguir esa línea (llegar al 60% del salario medio en 2023)", ha manifestado antes de advertir al Ejecutivo: "o el 1 de enero de 2022 el SMI está en 1.000 euros o el Gobierno tiene que ser consciente de que, por lo menos con UGT, se acabaron los pactos", ha sentenciado.

La eficacia de la presión sindical

Pepe Álvarez considera que el Ejecutivo a accedido a subir el SMI porque "se ha visto absolutamente desbordado por la presión sindical, social y dentro del propio Gobierno", motivo por el que el líder sindical ha incidido en su lucha para lograr este pequeño hito.

"Que no se crea la gente que esto ha sido un regalo; es un trabajo que venimos realizando desde hace meses", ha subrayado antes de apuntar que "para conseguir los 1.000 euros hay que empezar a trabajar ya".

Álvarez ha explicado que la reivindicación de alcanzar los 1.000 euros mensuales el 1 de enero de 2022 formará parte de todas y cada una de las acciones de la organización sindical. "Si es posible y la pandemia lo permite, empezaremos un proceso de movilizaciones para que se sepa que ese es el camino que vamos a seguir", ha apuntado.

Además, el dirigente de la UGT ha indicado que "no se va a dejar llevar" por los conflictos internos del Gobierno. "Es que parece que 15 euros es mucho y 15 euros, hablando mal y pronto, es una mierda", ha reconocido.

La subida del SMI

Pepe Álvarez ha señalado que, con la subida del SMI, "seguramente algunos procesos se automatizarán", algo que podría derivar en la reducción parcial de un tipo de empleo que, según explica, al mismo sería reemplazado por otros puestos de trabajo generados para que esos procesos de automatización sean factibles.

"La subida del SMI lo que hace es ayudar a consolidar el crecimiento económico porque las personas que van a cobrar esos 15 euros más al mes seguro que lo van a invertir en pagar sus necesidades perentorias, en comprarse alimentos o elementos para vestir, y eso por sí mismo estira de la economía", ha concluido.