Reunión entre Gobierno y agentes sociales

¿Habrá prolongación de los ERTE en 2021?

El Gobierno y los agentes sociales se reúnen de nuevo este jueves a las 16:30 horas para continuar negociando la prórroga de los ERTE, después de que el encuentro del lunes terminase sin acuerdo. ¿Es posible que de esta nueva reunión salga un acuerdo entre ambos?

ondacero.es | Agencias

Madrid | 14.01.2021 07:02

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz | EFE

Los ERTE se han convertido en una herramienta fundamental para proteger el empleo durante la crisis del coronavirus que azota nuestro país desde el pasado mes de marzo. Según los últimos datos de la Seguridad Social, a cierre de diciembre, estaban en ERTE más de 755.610 trabajadores, aunque en el pico de la pandemia los trabajadores protegidos llegaron a ser más de 3,4 millones.

Este jueves a las 16:30, Gobierno y agentes sociales (patronal y sindicatos) vuelven a reunirse tras el encuentro del pasado lunes que finalizó sin acuerdo. El mes de septiembre, hubo otra reunión en la que se decidió prorrogar los ERTE hasta el próximo 31 de enero de 2021, fecha que está cerca de cumplirse, por lo que es una necesidad imperiosa volver a conseguir otro acuerdo que los continúe prorrogando.

¿Qué opina cada una de las partes?

Tras la reunión del lunes, la responsable de Empleo de CCOO, Mari Cruz Vicente, valoró muy positivamente la reunión asegurando que creían posible llegar a un acuerdo satisfactorio tanto para trabajadores y empresas que permitiese seguir protegiendo el empleo durante la pandemia.

Por su parte, fuentes del Ministerio de Trabajo también afirmaron que se produjeron avances importantes durante el encuentro, en el que se abordó la necesidad de aligerar los procedimientos. La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, señaló este miércoles que la nueva prórroga se produciría hasta el próximo 31 de mayo y que en ella se mantendrían las mismas condiciones que en la anterior, referidas a la cláusula que obliga a las empresas a mantener el empleo durante seis meses.

A su vez, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, también aseguró que el acuerdo estaba "muy, muy cerca" de producirse y garantizó una "protección quirúrgica" para los próximos meses ahora que se veía "la luz al final del túnel" de la pandemia con la llegada de la vacuna.

El responsable de la CEOE, Antonio Garamendi, destacó que en la negociación "parece que va a ser aceptada" la petición de que la vigencia llegue hasta el 31 de mayo, aunque en una entrevista en Más de uno el pasado 8 de enero, el presidente de la patronal abogó por que este aplazamiento se produjese por un plazo más largo, como ya pidieron en la última reunión del mes de septiembre.

¿Qué es lo que pide la CEOE?

Yolanda Díaz aseguró el miércoles que la nueva prórroga mantendría casi las mismas condiciones respecto a los acuerdos previamente alcanzados en anteriores ocasiones. Sin embargo, desde la CEOE no están muy de acuerdo con que todo siga igual que hasta ahora y abogan por incorporar algunos cambios.

Prórrogas más largas

En su entrevista con Carlos Alsina, Garamendi explicó que en la reunión mantenida en el mes de septiembre ya pidieron que la prórroga abarcara un plazo de tiempo más extenso y no solamente cuatro meses, como proponía el Gobierno. La posición de la patronal sigue siendo la misma, aunque nuevamente ha reconocido que la postura más aceptada en la última reunión fue ampliarlos hasta el 31 de mayo.

Cláusula de "salvaguarda del empleo"

La ministra de Trabajo también afirmó que en la nueva prórroga, se mantendría la cláusula de "salvaguarda del empleo", que obliga a las empresas a mantener la plantilla durante los seis meses posteriores a la reanudación de la actividad tras un ERTE.

Según la ministra, no tendría sentido que las empresas pudieran despedir a sus trabajadores tras el esfuerzo de recursos públicos hechos con este mecanismo. El incumplimiento de esta cláusula conllevaría para las empresas devolver todas las ayudas recibidas.

Este es el punto que más conflicto genera entre las partes, puesto que la patronal pide que se revise "con respecto al mantenimiento del empleo". Desde la CEOE reclaman que se pueda despedir a trabajadores pero devolviendo sólo las ayudas recibidas por esos empleados y no por la totalidad de la plantilla.

Según Garamendi, lo que no quieren es que caigan más empresas, ya que entre enero y noviembre de 2020 se perdieron 85.000 compañías y 107.000 si se compara noviembre de 2020 con el mismo mes de 2019.

Exoneraciones de las cuotas a la Seguridad Social

Yolanda Díaz también afirmó que se mantendrían los esquemas de protección para empresas y trabajadores, es decir, las exoneraciones a las cotizaciones a la Seguridad Social y el 70% de la base reguladora para la prestación.

Un punto también muy polémico ya en la anterior negociación, cuando se decidió equiparar dichas exoneraciones de los ERTE de rebrote a lo ofertado para los ERTE de fuerza mayor que sean prorrogados, es decir, los de turismo.

En los ERTE de impedimento, las empresas con menos de 50 trabajadores, se benefician del 100% de la reducción, aunque desde la patronal quiere que se eleve en el resto de modalidades hasta acercarse a ese 100%.

Situación de las empresas

Según los últimos datos de la Seguridad Social, a cierre de diciembre estaban en ERTE más de 755.610 trabajadores, aunque en el pico alto de la pandemia los trabajadores protegidos llegaron a ser más de 3,4 millones.

El presidente de la CEOE afirmó en Más de uno que si antes las empresas tenían problemas de liquidez, ahora lo tenían de solvencia, ya que muchas de ellas estaban cerradas o con una mínima actividad: "hay 300.000 locales de hostelería cerrados, hoteles, agencias de viajes, ocio nocturno, etc".

En cuanto al turismo, afirmó que este año únicamente habían visitado España alrededor de 18 millones de personas, en comparación con otros años que venían unos 80 millones, lo que supone una disminución de casi el 77% de las facturaciones.

Por este motivo, Garamendi opinó que si estas empresas estaban cerradas por orden administrativa debido a las restricciones, el Estado debía compensarles por la misma razón.