no descartan movilizaciones

Los funcionarios piden al Gobierno una subida salarial de 1,5 puntos por encima del IPC

Desde los sindicatos aseguran que la subida salarial del 2% anunciada por el Gobierno para los funcionarios no es suficiente y no descartan hacer movilizaciones si no se corrige esta tendencia.

ondacero.es

Madrid | 29.10.2021 10:14

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero | EFE

La subida salarial del 2% para los funcionarios anunciada para el 2022 ha generado tensiones entre el Gobierno y el colectivo, que la considera insuficiente. Los funcionarios justifican un mayor aumento de su salario debido a la evolución que está teniendo el Índice de Precios de Consumo (IPC).

Los principales sindicatos (CSIF, UGT y CCOO) están preparando modificaciones para los Presupuestos Generales del Estado, en los que se incluya una mayor subida que tiene como finalidad llegar a un acuerdo a dos años, en el que el Gobierno garantice una subida salarial un punto y medio por encima de lo que suba el IPC. De esta manera pretenden que los funcionarios recuperen parte del poder adquisitivo perdido en los últimos diez años.

Los sindicatos creen que las previsiones del Gobierno están "desfasadas"

Desde CSIF, UGT y CCOO alegan que la subida del 2% anunciada por el Ejecutivo no se llega a cubrir la pérdida de capacidad de compra acumulada. Además, recuerdan que, tal y como indica el INE, el IPC ha cerrado octubre en el 5,5% y, por el contrario, los sueldos de los funcionarios solo aumentaron el 0,9% en 2021. Por ello, sindicatos confirman que las previsiones del Gobierno están "absolutamente desfasadas".

El objetivo es empezar a recuperarnos de la merma de poder adquisitivo de más del 10% que sufrimos desde la anterior crisis económica

De esta manera, los sindicatos pretenden llegar a un acuerdo a dos años en el que los salarios de los funcionarios suban un 1,5 puntos cada año por encima del IPC. Y, según han confirmado fuentes sindicales a 'La Información', están trabajando en las enmiendas que preteden introducir a los Presupuestos mediante varios grupos parlamentarios. "El objetivo es empezar a recuperarnos de la merma de poder adquisitivo de más del 10% que sufrimos desde la anterior crisis económica", comentan.

Aunque desde el Ministerio de Hacienda han descartado esa partida presupuestaria, debido a que "no se puede elevar el techo de gasto". Pero explican "las enmiendas al proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado que supongan aumento de créditos en algún concepto únicamente podrán ser admitidas a trámite si, además de cumplir los requisitos generales, proponen una baja de igual cuantía en la misma Sección". Esto significa que sí se podría subir el sueldo de los funcionarios sí sería posible si se restasen los mismos recursos en otra partida. La otra manera para realizar esta subida salarial es que el Ejecutivo haga un esfuerzo extra materializando como un salario diferido mediante aportaciones a los planes de pensiones.

Los sindicatos no descartan movilizaciones

Los sindicatos alegan que son "conscientes de la situación económica que atraviesa el país, pero no puede ser que a los empleados públicos, que han sido profesionales esenciales en primera línea en la pandemia, se les premie con recortes en las nóminas". Y declaran que el Gobierno "no puede seguir elevando el gasto de manera exponencial".

Asimismo, los sindicatos advierten al Ejecutivo que "si se produce un gran desfase respecto a la mejora de la nómina las expectativas del empleado público se van a ver truncadas", y no descartan movilizaciones contra el Gobierno. Aunque "de momento es un aviso a navegantes".