PUEDEN COSTAR MUCHO DINERO

Notificación del banco, pagos por adelantado... Cuidado con las estafas más comunes con Bizum

El hecho de que esta plataforma haya experimentado un crecimiento exponencial de usuarios ha provocado que hayan incrementado las estafas con Bizum

👉 Alerta de estafa: cuidado si te llegan SMS simulando ser tu banco para avisar de problemas en la tarjeta

🔴 Alerta por el aumento de estafas con el "lazo libanés": qué es y cómo protegerte

ondacero.es

Madrid | 28.06.2022 11:12

Imagen de la interfaz de la plataforma digital Bizum
Imagen de la interfaz de la plataforma digital Bizum | Europa Press

Cuando este tipo de plataformas llegaron al mercado, sin duda se trataba de una excelente noticia para los usuarios, pues así evitaban tener que hacer transferencias bancarias o llevar encima dinero en metálico. Con el tiempo, Bizum se ha convertido en el proveedor de servicios de pago de referencia en nuestro país, llegando a ser utilizado por más de seis millones de personas… Y claro, esto supone que millones de oportunidades de conseguir dinero de manera fraudulenta mediante estafas con bizum.

¿No es seguro Bizum?

Como suele ocurrir con las tecnologías que multiplican sus usuarios exponencialmente, los delincuentes hace tiempo que tienen esta plataforma de pago entre ceja y ceja. A fin de cuentas, son muchas las personas que realizan transacciones económicas –generalmente pequeñas– cada día, lo que implica una excelente oportunidad de ataque.

Esto no quiere decir que Bizum no sea fiable o resulte una herramienta susceptible de ser hackeada. De hecho, la principal brecha de seguridad se halla en los propios usuarios, ya que es a ellos a los que van dirigidas las estafas con Bizum, y no a la aplicación.

Estafas con Bizum más habituales

Como acabamos de señalar, los delincuentes (o ciberdelincuentes, que básicamente hacen lo mismo: delinquir) utilizan prácticas de ingeniería social para engañar a quienes utilizan esta aplicación. Y lo hacen de diferentes modos. No obstante, en todos ellos hay un denominador común: el usuario debe caer en la trampa. Dicho esto, las estafas de Bizum más habituales en el último año han sido las siguientes:

El vendedor estafado

La OSI (Oficina de Seguridad del Internauta) avisaba hace unos meses sobre esta nueva práctica que estaban llevando a cabo los timadores. Está destinada a particulares que venden artículos (de primera o de segunda mano) y que requieren el pago a través de Bizum. Según este organismo, “los ciberdelincuentes, esta vez encubiertos como supuestos compradores, intentan engañar a la víctima, el vendedor, mostrándose interesados en comprar el producto que tiene en venta, realizando la transacción a través de Bizum. En realidad, en vez de realizar el pago enviará una solicitud de dinero al vendedor, el cual, en caso de aceptar, estará pagando la cuantía a su supuesto comprador”. Es decir, en lugar de recibir esa cantidad, lo que hará será pagarla. Obviamente, los ladrones juegan con la imposibilidad de cancelar un envío de dinero a través de esta plataforma, algo que no ocurre con las transferencias bancarias.

El producto que nunca llega

Otra estafa habitual que depende de la ingenuidad del comprador es aquella en la que se venden productos por los que se solicita el pago por adelantado a través de Bizum. Como se puede deducir, el producto nunca es entregado y el usuario no tiene la capacidad de recuperar su dinero.

La notificación falsa

Hay que tener mucho cuidado con las notificaciones que llegan por parte de organismos estatales o bancarios. Uno de los timos habituales pasa por recibir una notificación de la Seguridad Social (obviamente, se trata de un delincuente) en la que se avisa de una devolución de dinero o algún ingreso a favor del usuario. Para conseguirlo se le indica que acepte la transacción incluyendo un código que en realidad provocará el envío de esa misma cantidad al estafador. Esto mismo puede ocurrir con alguna entidad bancaria, dado que el timador se hace pasar por un empleado del banco que avisa de un intento de sustracción de la cuenta. Para que esto no ocurra, solicita al afectado que introduzca una serie de dígitos. Y claro, este paso provocará el envío de un “bizum” al estafador de turno.

Evitando estafas

Cabe señalar que no importa si se está familiarizado mucho o poco con tecnologías como Bizum, ya que cualquier persona es susceptible de caer en la trampa en el momento menos pensado. Hay que tener en cuenta que los delincuentes lanzan ataques constantemente a miles de usuarios, sabiendo que alguno de ellos terminará siendo víctima de la estafa con Bizum.

Para evitarlo, los consejos más habituales pasan por cerciorarse bien de dónde viene la comunicación o el aviso, así como de no hacer clic en enlaces que pueden llevar a sitios fraudulentos. Y por supuesto, nunca hay que enviar ningún tipo de código. Una entidad bancaria o la propia Seguridad Social no van a solicitar que una persona introduzca unos dígitos para que les llegue una suma de dinero.