Declaración de la renta

Declaración de la renta 2022: estos son los gastos que puedes desgravar relacionados con tu coche

En la declaración de la renta puedes deducir una serie de gastos relacionados con tu vehículo de uso profesional. Estas son las deducciones que puedes realizar

ondacero.es

Madrid | 08.04.2022 05:04

Declaración de la renta 2022: estos son los gastos que puedes desgravar de tu coche
Declaración de la renta 2022: estos son los gastos que puedes desgravar de tu coche | EFE

Una de las grandes dudas a la hora de hacer la declaración de la renta es la deducción que podemos hacer de los costes generados por un vehículo empleado para el desarrollo de la actividad. La normativa del IRPF y del IVA permiten la deducción de costes que sean necesarios para el desarrollo de la actividad.

Sin embargo, dado que en muchas ocasiones los vehículos tienen un uso profesional pero también uno privativo, es complicado determinar qué parte corresponde a la actividad económica y cuál al consumo particular no relacionado con esa actividad profesional. El tratamiento es diferente para cada uno de los impuestos.

El IRPF será completamente deducible si el uso del vehículo es única y exclusivamente para la actividad profesional. Es el caso de taxistas, transportistas o repartidores. En caso de que el vehículo se utilice con fin privativo además del profesional, no se podrá deducir el IRPF. Y cuidado con este punto, porque es muy difícil de demostrar a la Agencia Tributaria que no se utiliza el vehículo con fines particulares.

En el IVA se pueden deducir gastos relacionados con el vehículo como el combustible, las reparaciones, los peajes, etc. siempre que el vehículo esté relacionado con la actividad profesional. Lo más extendido es que la deducción sea del 50 por ciento. Si el vehículo tiene un uso profesional exclusivamente, se puede deducir el cien por cien pero habrá que tener un mayor control de los pagos y el kilometraje.

Deducción del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

Para la deducción del IRPF en un vehículo con uso exclusivamente profesional en cuanto a los costes de su uso (combustible, peaje, reparaciones) o la amortización del valor de adquisición, se permite la deducibilidad de hasta el 100% de dichos costes aunque con unos límites: En concepto de

  • En concepto de amortización un máximo de 5.000 euros
  • Gastos de la adquisición del vehículo: la parte proporcional que represente la cantidad de 25.000 euros respecto al precio de adquisición del vehículo, cuando éste sea superior.
  • Resto de gastos: 6.000 euros.

Deducción del IVA

Los vehículos que se usen parcialmente en el desarrollo de la actividad pueden deducirse un 50% del IVA tanto del coste de adquisición de los mismos, así como de gastos en bienes y servicios directamente relacionados con ellos. En el caso de que se acredite la afectación exclusiva a la actividad empresarial la deducibilidad será de hasta el 100%. Estos son:

  • Los vehículos mixtos utilizados en el transporte de mercancías.
  • Los utilizados en las prestaciones de servicios de transporte de viajeros mediante contraprestación.
  • Los utilizados en los desplazamientos profesionales de los representantes o agentes comerciales.
  • Los utilizados en la prestación de servicios de enseñanza de conductores o pilotos mediante contraprestación.
  • Los utilizados en servicios de vigilancia.

Gastos deducibles del IVA en un vehículo profesional

  • Servicios de aparcamiento.
  • Accesorios y piezas de recambio.
  • Cualquier reparación del coche.
  • Uso de vías de peaje.
  • Combustibles, lubrificantes o cualquier producto que sea útil para mantener el correcto funcionamiento de tu coche.
  • Compra del coche.