Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Planeta publica 'Metralla y Purpurina', de Luis Ramiro

Luis Ramiro: "La poesía es como un destello y es necesaria siempre"

Hay quien le conoce y le sigue como cantautor y hay quien le ha descubierto en su faceta de poeta. Para Luis Ramiro ambas son aristas en el mismo plano, "poemas y canciones son como destellos, aunque luego haya que trabajarlos". En su mente, sin embargo se diferencian de otro modo: "si cojo la guitarra o me siento al piano, lo que sale es una canción. Si no tengo un instrumento, lo que escribo es un poema".

Belén Gómez del Pino | @belengpino  |  Madrid |  10/10/2018

Pasan los años, pasan los discos y pasan los libros, pero a Luis Ramiro la realidad le sigue sobrepasando. "Nunca esperas –asegura- que cuando escribes vaya a tocar tanto a la gente. Yo escribo para mí y aunque sé que terminará en la gente, no tienes esa conciencia. Cuando te lo dicen te abruma y te supera". Con el tono humilde de quien ha volcado en palabras aquello que siente, defiende el valor de la poesía como un arma necesaria: "siempre, para hacernos sentir, para hacernos completos; la poesía te enriquece como persona". En el título de su último libro, 'Metralla y Purpurina' se refleja, afirma, la vida, "porque todo el mundo tiene trocitos de metralla incrustados por cosas que van pasando, pero también momentos en los que llueve purpurina de felicidad y alegría".

Luis Ramiro está convencido de que su libro va a gustar a todo el mundo "no hay barrera ni límites para la poesía, ni de edad, ni de género, ni de condición. Así de simple y de certero". Por eso le gustaría que al toparse con él "abriera una página cualquiera y leyera un poema al azar".

Podría ser este soneto:

A fuerza de buscarte me he perdido,

a base de recuerdos me he olvidado,

a ratos miro el cielo y se ha caído,

a veces se me pasa mi pasado.

---

A solas soy un ser desconocido,

a rachas sólo un pájaro enjaulado,

a la hora de matar me hago el herido,

a fin de cuentas soy un mal soldado.

---

A tanta multitud no me acostumbro,

a tanta soledad ya no me apaño,

a todas luces ves que no me alumbro.

---

A cuánta gente sé que habré hecho daño,

a tantos que ahora mismo no vislumbro.

A todos: perdonad; fui un engaño.

Desde hace un tiempo, Luis Ramiro introduce algunos de sus poemas entre canciones en sus conciertos y el público responde; está convencido de que el universo de su música y de su poesía confluyen y que "si conectas te acaban gustando las dos facetas". Está acostumbrado a ver cómo algunos de sus lectores dedican o envían alguno de sus poemas a otras personas y hace una apuesta de futuro: "la poesía está hecha para releer; al cabo de los años puedes encontrar otro poema que no te había llegado. La poesía evoluciona contigo, está escrita, pero cuando pasen diez años vas a ver los poemas de otra forma". ¿Se animan a probar?