Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

"NO HAY NADA MALO EN USAR EL CUERPO PARA MANTENERSE"

Una hija de Spielberg asegura que quiere ser "actriz porno y stripper"

Mikaela Spielberg, una de los siete hijos del cineasta estadounidense Steven Spielberg, ha revelado que quiere labrarse una carrera como actriz porno y bailarina erótica.

EFE
 |  Madrid | 20/02/2020
Mikaela Spielberg.

Mikaela Spielberg. / ondacero.es

La joven, de 23 años, que fue adoptada por el director y su esposa Kate Capshaw en 1996, señaló en una entrevista con el tabloide británico "The Sun" que ya ha comenzado a producir vídeos pornográficos.

La hija del director de películas como "E.T. El Extra-Terrestre" (1982) y "La lista de Schindler" (1993) también espera obtener una licencia para poder ejercer como estríper y asegura que sus padres no se han opuesto a sus planes.

Están "intrigados" por su decisión, pero "no enfadados", aseguró la joven, que les anunció su nuevo de rumbo vital a través de una conversación por videoconferencia. "Estaba muy cansada de no poder capitalizar mi cuerpo y de que me dijeran que tenía que odiar mi cuerpo. Y, sencillamente, me cansé de trabajar día tras día de una forma que no llenaba mi alma", afirmó.

Spielberg, que vive en Nashville (sureste de EE.UU.), considera que su nueva ocupación le permite "satisfacer" a otras personas de una manera que le hace "sentir bien", y en ningún caso le hace sentirse "violada".

"Siempre he sido una persona de una naturaleza muy sexual, algo que me ha hecho meterme en problemas en el pasado", afirmó la joven.

"Mi principal esperanza es llegar a un punto lo suficientemente lucrativo como para no estar financieramente atada", agregó Spielberg, que recalca que "no hay nada de malo" en "usar" su cuerpo para mantenerse económicamente.

"No puedo seguir dependiendo de mis padres, o incluso del Estado. No es que haya nada malo en eso, es simplemente que yo no me siento cómoda", declaró.