Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Analizamos ‘La Instantánea’, que edita Planeta DeAgostini Cómics

Todo asesino tiene un móvil

La historia que os traemos hoy es uno de esos thrillers que parecen estar hechos para el cine. Perdón. Que están hechos para el cine. De hecho éste guión se creó para ser llevado a la gran pantalla, aunque después la cosa no cuajó y tras una conversación de bar, sus autores decidieron sacarlo adelante en papel. Una historia que originalmente publicó Image y que ha editado en España Planeta DeAgostini Cómics, en un tono que recoge los cuatro números de esta miniserie.

David Gabás | Madrid | Actualizado el 19/07/2018 a las 04:49 horas

Portada de 'La Instantánea', que edita Planeta DeAgostini Cómics

Portada de 'La Instantánea', que edita Planeta DeAgostini Cómics / Héroes y Villanos

Lo primero que hay que decir es que detrás de La Instantánea está el guionista Andy Diggle y el dibujante Jock, dos británicos que no es la primera vez que trabajan juntos. De hecho son los responsables de una serie de Vértigo que tuvo bastante éxito hace tan solo unos años: Los Perdedores. Funcionó tan bien que fue llevado al cine. Y aunque parezca que éste éxito en la adaptación llevó a Diggle a idear La Instantánea como guión cinematográfico, él dice que lo tenía escrito antes. Sea como fuere, el caso es que el no llegó a entrar en Hollywood así que junto a Jock se pusieron manos a la obra para hacer el cómic que os traemos hoy.

Un cómic trepidante, con un ritmo narrativo (volvemos a repetir) propio de la gran pantalla y que tiene como protagonista un teléfono móvil. Éste en concreto es el teléfono de una persona poco recomendable (de ahí el título de éste post). La historia arranca cuando nuestro protagonista, Jake Dobson, se encuentra éste smartphone en un parque. Cuando este adorable friki (curra en una tienda de cómics) decide ver qué datos hay en el teléfono, descubre unas fotografías de un asesinato... Aún con el shock en el cuerpo el móvil empieza a sonar y el muy pánfilo, va y contesta.

Y este es el excelente y original punto de partida de una una persecución en la que el malo quiere recuperar su teléfono y eliminar al bueno de Jake, que poco a poco se ve metido en una trama mucho mayor, hasta el punto que en ocasiones resulta un poco confusa. Tanto Diggle como Jock desarrollaron ésta historia en sus ratos libres, cuando no tenían que atender a sus trabajos de encargo, y a lo mejor esto ha tenido algo que ver en esa confusión que en ocasiones provoca el guión.

En cualquier caso éste es un cómic que gustará a muchos y entretendrá a todos hasta descubrir cómo termina todo este embrollo en el que se mete nuestro querido protagonista. Cabe destacar por eso el trabajo de Jock con el blanco y negro, que consigue plasmar a la perfección todo lo que exige este (en ocasiones confuso) guión. Y ya sabéis, la próxima vez que te encuentres un teléfono por la calle, después del subidón inicial piensa que todo asesino, tiene un móvil.

Edición original: Snapshot

Publica: Planeta DeAgostini Cómics

Guión: Andy Diggle

Dibujo: Jock

Formato: Cartoné, 128 páginas. Blanco y nagro.

Precio: 14,95€