Ha fallecido de covid

Cinco canciones con las que Armando Manzanero llegó a nuestros corazones

Tras pasar varios días ingresado en la UCI por coronavirus, el cantautor mexicano, Armando Manzanero, ha muerto a los 86 años.

ondacero.es | EFE

Madrid | 28.12.2020 21:41

El cantautor mexicano Armando Manzanero
El cantautor mexicano Armando Manzanero | EFE

El artista mexicano ha fallecido a los 86 años en su país natal después de haber pasado varios días ingresado por coronavirus. Noticia que ha trascendido en todo el mundo e incluso el presidente Andrés Manuel López Obrador, se ha despedido de él con algunos de los versos de su tema 'Adoro', "Adoro la calle en que nos vimos. La noche, cuando nos conocimos. Adoro, las cosas que me dices. Nuestros ratos felices. Los adoro, vida mía". Con estos versos de la canción

Estas son cinco de algunas de sus icónicas canciones que ha dejado como legado el cantautor de Yucatán:

1.- 'Adoro' es una de las canciones más exitosas de su carrera. Un tema que compuso en 1965 en su viaje de regreso a México, tras haber estado en Perú. Se inspiró en el vals peruano y bajo la influencia de voces como Chabuca Granda y Augusto Polo Campos.

2.- 'Somos novios' es su primera composición, y la escribió durante una cuarentena por gripe en 1950. Se trata de una balada que habla del amor y la distancia. "Somos novios. Pues, los dos sentimos mutuo amor profundo. Y con eso ya ganamos lo más grande de este mundo", dice la canción que llegaron a interpretar Luis Miguel y Elvis Presley.

3.- 'Contigo aprendí' La canción que escribió en 1967, es la favorita de Manzanero. Aseguraba que con esta canción alcanzó la madurez como compositor.

4.- 'Esta tarde vi llover', escrita en 1990, es la canción elegida como la mejor canción latina de la historia, según el listado de las 50 mejores canciones de la música latina entre 1920 y 2015, elaborado por la revista estadounidense Billboard.

5.- 'Por debajo de la mesa'. Sobre este tema de 1997, Manzanero declaró que "no hay una mujer que no ame, que no le guste, que el hombre que ama la acaricie y la alague".