Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EL FISCAL GENERAL MANTUVO CONTACTOS CON RUSIA

Trump reconoce que Sessions podría haber sido más preciso ante el Senado pero que "no hizo nada malo"

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que su fiscal general, Jeff Sessions, podría haber sido más preciso en sus respuestas sobre Rusia en el Senado, pero fue sin intención y "no hizo nada malo".

EFE | Madrid | Actualizado el 17/07/2018 a las 09:10 horas

Donald Trump

Donald Trump / EFE

"Jeff Sessions es un hombre honesto. No hizo nada malo. Podría haber respondido de forma más precisa, pero claramente no fue intencional", dijo el presidente en una cadena de mensajes en su cuenta de Twitter. Sessions, entonces senador y asesor de la campaña electoral de Trump, se reunió dos veces con el embajador ruso en Washington, Sergei Kislyak, en los meses previos a los comicios y en plena tormenta por la supuesta injerencia rusa en los mismos.

Durante su confirmación en el Senado y al ser preguntado por eventuales contactos con el Kremlin, Sessions ocultó esos encuentros al considerar, alega ahora, que fueron en su condición de senador y no como asesor de la campaña de Trump. Sin embargo, el fiscal general optó por inhibirse de la investigación que su departamento, el de Justicia, lidera junto al FBI, agencia que también está bajo su supervisión, sobre esa supuesta injerencia de Rusia en los comicios y los nexos entre la campaña de Trump y el Kremlin.

Para Trump, toda la polémica en torno a Sessions responde a una narrativa demócrata "para salvar la cara por perder unas elecciones que todo el mundo pensaba que supuestamente debían ganar". "Los demócratas se están excediendo. Perdieron las elecciones y ahora han perdido su contacto con la realidad", dijo Trump.

El presidente de Estados Unidos, además, puso el foco no en los contactos de Sessions con Kislyak, sino en la filtración que permitió al diario The Washington Post publicar este miércoles esa información y dijo que se trata de una "caza de brujas" contra su Gobierno.